Google+ El Malpensante

Iceberg

¡Cuánta poesía!

s

En la más reciente de nuestras Acciones Malpensantes abrimos un espacio para intentar responder a la compleja pregunta ¿para qué sirve la poesía? o, en el peor de los casos, para llegar a la conclusión de su bella inutilidad. Como era de esperarse, los asistentes e invitados pasamos un buen rato pero no llegamos muy lejos en la búsqueda de la respuesta. Lo más cercano a una salida lo ofreció una anécdota que ilustra el dilatado e irónico mecanismo con que procede la poesía: en 1970 el poeta Jotamario Arbeláez le pidió a Dios en un verso, muy al estilo de Janis Joplin, que le regalara un Mercedes Benz. Treinta y siete años más tarde, el todopoderoso al fin escuchó sus plegarias y Jota consiguió el Mercedes, pero eso sí: modelo 70. En conclusión: la poesía le sirve a quien le sirve para lo que le sirve, a algunos para absolutamente nada. 

¿A cuento de qué viene todo esto? Pues para recordar a aquellos que tienen la suerte de disfrutar de la poesía que la colección Un Libro por Centavos ha llegado a su edición número 30. Esta iniciativa de la Facultad de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad Externado de Colombia circula gratuitamente desde octubre de 2003 para los suscriptores de El Malpensante junto a la revista. Alcanzadas las treinta entregas nos tomamos la prosaica tarea de desempolvar la calculadora y hacer un balance de esta primera etapa:
 
• En 30 ediciones se han publicado 384.500 ejemplares, lo que quiere decir que ésta es probablemente la colección de poesía con mayor tiraje en lengua española.
 
• Más de 150.000 palabras componen los casi 25.000 versos de los 897 poemas.
 
• 22 hombres y 8 mujeres conforman la nómina de poetas: 8 paisas, 6 de los dos santanderes, 5 bogotanos, 3 costeños, 2 vallunos, 2 tolimenses, 1 nariñense, 1 boyacense, 1 quindiano y 1 colombiana nacida en Montevideo.
 
• 10 poetas muertos y 20 vivos, 5 de ellos jóvenes, confirman que la poesía colombiana aún tiene camino por recorrer y voces por descubrir.  
 
• La palabra “muerte” se encuentra escrita 265 veces, mientras que la palabra “amor” puede leerse 373. ¿Señal de que en nuestro país Severa no tiene tanto mandato como imagina? Vaya uno...

Página 1 de 2

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

El Malpensante

Septiembre de 2007
Edición No.81

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

Nuestro Archivo

1 de 4

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Columnas

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores

En uso de razón

Del terrorismo al conflicto interno

No lo veo claro

Hocus pocus

Paseos citadinos

Paseo cartagenero por una Manga sin mangos

El arte del trapecio

Razones y tradiciones