Google+ El Malpensante

Columna

¡Pero Obvio!

Internet: la arena de los gladiadores virtuales

© CJ Burton • Corbis

 

Hace ya varios meses, el fundador de esta revista, quien también es columnista de El Espectador, propuso un debate acerca de los foros electrónicos abiertos a lectores de diarios y revistas colombianos. Si mal no recuerdo, el título del texto en el que invitaba a discutir el asunto era “Un foro medio romano”. En efecto, al parecer buena parte de quienes usan esa tribuna se creen gladiadores, y no se contentan con nada menos que despedazar al adversario. Algunos simplemente se limitan a la repetición hipnótica de epítetos. No es infrecuente que los debates adquieran un giro siniestro. Una porción sustancial de ellos deriva hacia un animado intercambio de insultos entre lectores de distintas tendencias; se olvidan del pretexto original, la columna, y se dedican a golpearse entre ellos, metódicamente, con calma y saña a la vez. Los más porfiados y audaces amenazan, no se contentan ya con palabras.

Finalmente no me animé a participar en aquella discusión por razones de carácter. Comenzando por mi falta de gregarismo, y terminando porque nunca leo, por principio, las controversias (if any) que generan en esos foros mis propias columnas. Sin embargo, tengo que confesar que el tema me pareció endiabladamente interesante, con muchas aristas que vale la pena explorar. ¿Quiénes participan en esos foros? ¿Son muchos o pocos? ¿Son, digamos, profesionales del combate cuerpo a cuerpo? ¿Cómo comentan estos gladiadores nuestras distintas cosas (la política, el fútbol: créanme, éste es uno de los temas que generan pasiones más violentas, más que la corrupción o el desplazamiento)? ¿Hay en este terreno alguna excepcionalidad colombiana? ¿Qué sabemos acerca de las prácticas de los foristas colombianos en comparación con los de otras latitudes? ¿La polarización política dispara en general el comportamiento de gladiador, así que el estado de ánimo de los venezolanos, italianos y colombianos que participan en estas cosas es parecido, o hay diferencias significativas entre ellos? Se habla, por lo general en el aire, de “cultura política”, pero las nuevas tecnologías nos están dando la oportunidad única de comparar modos de desenvolverse en el espac...

Página 1 de 1

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Francisco Gutiérrez Sanín

Columnista de El Malpensante y El Espectador. Es profesor en el Iepri de la Universidad Nacional de Colombia.

Marzo de 2011
Edición No.117

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Tres piedritas hepáticas


Por Hernán Bravo Varela


Publicado en la edición

No. 193



De manufactura muy diversa, pero igual de encantadora, este trío de ensayos aborda la música, el cine y el sentido del gusto (incluyendo el gusto por el arte) con un ingenio prodigioso. [...]

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores