Google+ El Malpensante

Política

La revolución, internet y los árabes

Somos testigos de una revolución capaz de movilizar revoluciones. ¿En qué consiste el poder político de las nuevas tecnologías y las redes sociales? ¿Puede internet subvertir las estructuras políticas del Medio Oriente?

© Samuel Aranda • Corbis

 
¿Revuelta callejera? ¿Levantamiento popular? ¿Insurrección? Los medios no han logrado encontrar un sustantivo justo para describir lo que está pasando en el norte de África y el Medio Oriente. Yo sugiero que lo llamemos revolución, aunque no es claro que lo sea en el sentido en que tendemos a entenderla en estos casos –no es “un cambio violento en las estructuras políticas, económicas o sociales de una nación”, como dice la Real Academia–. Violencia hay mucha en Libia, muertos ha habido en siete países que yo sepa, y es posible que algunos de estos procesos acaben en revoluciones, es decir, en cambios drásticos en la distribución de la riqueza o el poder.

Pero aquí hay otra revolución que ya ocurrió, porque se trata de algo que no se había visto antes en los países “árabes”, ni –lo que es más sorprendente– tampoco se había visto en el resto del mundo: alzamientos masivos de la gente que no están encabezados ni enrumbados por un líder y su combo de activistas políticos.

La historia por supuesto está llena de protestas, levantamientos o insurrecciones –y de revoluciones– que tumban o hacen tambalear a un gobierno impopular. Pero todos estos movimientos tienen un líder que encarna el descontento y un puñado de activistas que aseguran la rotación del poder. Un Lenin con sus bolcheviques, o un Gandhi con su Partido del Congreso, o un Villa y un Zapata con sus tropas, o un Fidel con sus barbudos, o un Hitler con sus camisas pardas, o un Walesa con su sindicato, o un Pinochet con sus gorilas, o un Ayatolá con sus clérigos, o un Nasser con sus tenientes, o un golpista fallido con sus cuates, como hay tantos en tantas partes del mundo –sobre todo, el tercer mundo–.

El líder es el símbolo y la guía, su equipo es quien asegura el cambio del gobierno viejo por el nuevo. Pero en Túnez y en Egipto, donde el dictador cayó; en Libia, donde sigue la matanza; en Argelia, Baréin, Jordania, Irak, Yemen y aun Arabia Saudita, donde crecen las protestas, no ha habido un jefe carismático con su grupo “de vanguardia” que conduzca y represente el movimiento. Es “la gente” o “el pueblo” ...

Página 1 de 1

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Hernando Gómez Buendía

Columnista de El Malpensante. Es también director de la revista digital www.razonpublica.com.

Marzo de 2011
Edición No.117

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Científicos burócratas


Por David Graeber


Publicado en la edición

No. 151



Los centros de investigación en ciencia y tecnología han copiado en mala medida los vicios del mundo corporativo. El resultado es que el quehacer de la actividad científica transc [...]

Vampiros en Cartagena


Por Luis Ospina


Publicado en la edición

No. 101



¿Qué puede salir del encuentro entre tres cinéfilos reunidos para hablar de lo que más les gusta? Esta desempolvada entrevista puede ofrecer una respuesta. [...]

Elogio del menosprecio


Por Christy Wampole


Publicado en la edición

No. 153



Comentarios exaltados, tuits furiosos, alaridos digitales. Vivimos en tiempos de indignación masiva. Sin embargo, aparte de amargarnos la vida, generalmente no cambiamos nada. ¿Existe al [...]

Columnas

La comba del palo

El control del comercio sexual

En uso de razón

¿Qué hay de nuevo en WikiLeaks?

Paseos citadinos

Paseo cartagenero por una Manga sin mangos

El arte del trapecio

Razones y tradiciones

No lo veo claro

Mary Roach y sus cadáveres fascinantes