Google+ El Malpensante

Columnas

The Royal Show

No lo veo claro

Algunas reflexiones circenses acerca de la boda real.

© Mary Stamme-Clarke • Demotix • corbis

 

Kate Middleton ya es oficialmente la nuera del orejón de Windsor. Su boda con el príncipe Guillermo de Inglaterra la convirtió a ella en duquesa de Cambridge y a nosotros en asistentes voluntarios o involuntarios a un circo bienvenido e inocuo siempre que sepamos reconocer que es un circo, y caro; una entretención que da mucho juego en antesalas y peluquerías e incluso permite momentos de justicia poética, como cuando vemos desfilar a gente realmente millonaria con unos trajes no de alta noche sino de alto pánico porque, de cierto nivel plutocrático hacia arriba, a los esperpentos ni el espejo les dice la verdad. Ver a las primas del príncipe como una versión carne y hueso de Anastasia y Drizella fue buen espectáculo, para qué estamos con cosas.

Para nosotros habrá sido como comer un pastel hipercalórico una vez al año, o ir a ver una película boba pero de todos modos bien hecha: admiramos la factura del espectáculo, disfrutamos los detalles –a mí me gusta mirar los vestidos, por ejemplo–, y así descansamos un rato de nuestras preocupaciones ciudadanas. Luego volvemos a lo nuestro, sin habernos tontificado en el intertanto. ¿Por qué entonces una suerte de incomodidad cívica impidió a algunos refocilarse en este lejano recreo? ¿Por qué sentí un escalofrío al ver en la BBC, el día de la boda, a un colombiano disfrazado de la Union Jack y en éxtasis por estar en las cercanías de Westminster ese “día histórico”? ¿Por qué varios nos tapamos las orejas para no oír a nuestros periodistas hablar con contrición y reverencia de la realeza, esa gente sin apellidos normales ni gusto para vestirse? ¿De qué está hecho finalmente el misterioso influjo que aún ejerce en tantas mentes republicanas una institución que nos es ajena?

Como es un tema normalmente afincado en los establos de la prensa rosa, me tomo esta única oportunidad de tocarlo sin parecer corresponsal de la revista Hola, pero debo hacerlo con una confesión vergonzosa. De niña leía feliz los inolvidables tomos de la editorial Bruguera con la serie de Sissi, emperatriz, y también las monárquicas revistas españolas que mi abuela ídem se hacía mandar pu...

Página 1 de 1

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Andrea Palet

Dirige el Magíster en Edición de la Universidad Diego Portales. Tiene una editorial que se llama Libros del Laurel

Mayo de 2011
Edición No.119

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Columnas

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores

En uso de razón

Del terrorismo al conflicto interno

No lo veo claro

Hocus pocus

Paseos citadinos

Paseo cartagenero por una Manga sin mangos

El arte del trapecio

Razones y tradiciones