Google+ El Malpensante

Decálogo

Decálogo para entender este país

Dossier 23 decálogos

Un poco juguetonamente, el director de El Malpensante nos invitó a hilvanar un decálogo (“que puede ser de siete o de cinco o de doce mandamientos”) sobre algún arte u oficio que uno conozca bien. Esto me hizo notar que no tengo arte ni destreza alguna, y que mi único oficio a lo largo de los años ha sido el de tratar de entender este país.

No estoy seguro de haber entendido algo, pero sí estoy seguro de que el oficio ha sido interesante. Tampoco estoy seguro de que mi “decálogo” contenga diez (o siete o cinco o doce) verdades verdaderas, y puede ser que la (mala) memoria me haya escondido algunas de mis favoritas. Es más: sospecho que no son diez (ni siete, cinco o doce) sino una o dos verdades que me rondan y me esquivan cada vez que pretendo redondearlas. Pero ahí va mi decálogo:

Uno. Tenemos más geografía que historia. No sé si Hegel fue el que dijo esto refiriéndose a América, pero a mí me parece que Colombia es el fruto de una topografía accidentada y dispersa que aún después de siglos no encuentra su camino. Tenemos muchos más paisajes que país: en esta variedad radica nuestra fuerza y de esta fragmentación arranca nuestra debilidad. Como dicen las agencias de turismo, somos “un país de regiones” que nos hace pintorescos, pero no somos una nación –o cuando más, como Frank Safford escribió bellamente, somos “una nación a pesar de sí misma”–. Más territorio que Estado y más Estado que nación, Colombia no logra acomodarse a lo que es, y por eso nuestra historia es una turbulencia prolongada.

Dos. Las dos Colombias. Acaballada sobre esa geografía, hay una esquizofrenia entre dos sociedades que chocan y se empujan y se enredan en una competencia en la que a veces uno sueña que ganará la una y a veces se resigna a que ganó la otra. Para decirlo sin mucha elegancia, hay un lati-narco-cliento-violento país que domina regiones, permea culturas y controla pedazos del Estado (e incluso llega a veces a controlar el Estado), y hay el país moderno-postmoderno que existe o que se asoma en las ciudades, en las universidades o en la Constitución de 1991. Del empate por rounds entre estos dos proyectos de nación, resulta, creo yo, la turbulencia singularmente intensa que ha sido nuestra historia en estos años.

Tres. Toda noticia es vieja. Para mí, que dirijo una (excelente) revista de ...

Página 1 de 1

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Hernando Gómez Buendía

Columnista de El Malpensante. Es también director de la revista digital www.razonpublica.com.

Noviembre de 2011
Edición No.125

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Elogio del menosprecio


Por Christy Wampole


Publicado en la edición

No. 153



Comentarios exaltados, tuits furiosos, alaridos digitales. Vivimos en tiempos de indignación masiva. Sin embargo, aparte de amargarnos la vida, generalmente no cambiamos nada. ¿Existe al [...]

Científicos burócratas


Por David Graeber


Publicado en la edición

No. 151



Los centros de investigación en ciencia y tecnología han copiado en mala medida los vicios del mundo corporativo. El resultado es que el quehacer de la actividad científica transc [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Vampiros en Cartagena


Por Luis Ospina


Publicado en la edición

No. 101



¿Qué puede salir del encuentro entre tres cinéfilos reunidos para hablar de lo que más les gusta? Esta desempolvada entrevista puede ofrecer una respuesta. [...]

Columnas

La comba del palo

El control del comercio sexual

En uso de razón

¿Qué hay de nuevo en WikiLeaks?

Paseos citadinos

Paseo cartagenero por una Manga sin mangos

El arte del trapecio

Razones y tradiciones

No lo veo claro

Mary Roach y sus cadáveres fascinantes