Google+ El Malpensante

Columna

Reuniones solo para calvos

La "democracia" es la carta imprescindible para que un gobierno sea invitado a una cumbre internacional. En el mapa político actual de Latinoamérica, ese criterio resulta cada vez más vago.

Southern Stock Corp • corbis

 

La política estadounidense de bloqueo a Cuba es arbitraria, inhumana, y refleja una contabilidad brutal por partida doble. Pues los Estados Unidos hablan y se endeudan con China, un típico gobierno autoritario, y tienen toda clase de comercio e intercambio con regímenes poco presentables, más o menos en todas partes del mundo. El contraste entre el sermón y el comportamiento es, en efecto, irritante.

Hay sin embargo otros aspectos un poco menos obvios, y por lo menos igualmente interesantes, de esta orientación gringa hacia la exclusión de la isla. Por ejemplo, la reciente Cumbre de las Américas que tuvo lugar en Cartagena nos recordó que por diseño estas reuniones son un club exclusivo. Solo se admite a los demócratas. Santo y bueno. ¿Pero cómo se define “democracia”? Es un término complejo y multidimensional, que significa cosas muy distintas para diferentes personas (esto es lo que se conoce técnicamente como ambigüedad). Los politólogos creen –es esta una extraña y esotérica religión que yo compartí hasta hace algún tiempo– que con la llamada “definición procedimental” de la democracia se solucionan las cosas de una vez por todas: para fijar claramente el concepto, simplemente concéntrate en las reglas de juego relativas a la rotación de las élites políticas en el poder. Mi impresión actual es que ese paso constituye un avance, sí, sobre las confusas “interpretaciones sustantivas” de la democracia, pero solo en el sentido de abrir la puerta a las complicaciones verdaderamente serias.

¿Pues dónde hay que trazar la línea divisoria con respecto al cumplimiento de las reglas? Todo el mundo quiere pasar por demócrata, y en esta competencia ciertamente los líderes cubanos no se quedan atrás. ¿Quién puede ser clasificado como miembro genuino del club, y a quién hay que echarle la balota negra? La pregunta no resulta tan sencilla de contestar como uno creería. No quiero jugar aquí a la sofística. Hay casos más o menos obvios, que no resisten cinco minutos de discusión razonable. Alemania es una democracia y Corea del Norte no lo es. En nuestro continente, Uruguay pasa la prueba bajo prácticamente cualquier cr...

Página 1 de 1

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Francisco Gutiérrez Sanín

Columnista de El Malpensante y El Espectador. Es profesor en el Iepri de la Universidad Nacional de Colombia.

Abril de 2012
Edición No.129

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Vampiros en Cartagena


Por Luis Ospina


Publicado en la edición

No. 101



¿Qué puede salir del encuentro entre tres cinéfilos reunidos para hablar de lo que más les gusta? Esta desempolvada entrevista puede ofrecer una respuesta. [...]

Elogio del menosprecio


Por Christy Wampole


Publicado en la edición

No. 153



Comentarios exaltados, tuits furiosos, alaridos digitales. Vivimos en tiempos de indignación masiva. Sin embargo, aparte de amargarnos la vida, generalmente no cambiamos nada. ¿Existe al [...]

Científicos burócratas


Por David Graeber


Publicado en la edición

No. 151



Los centros de investigación en ciencia y tecnología han copiado en mala medida los vicios del mundo corporativo. El resultado es que el quehacer de la actividad científica transc [...]

Columnas

La comba del palo

El control del comercio sexual

En uso de razón

¿Qué hay de nuevo en WikiLeaks?

Paseos citadinos

Paseo cartagenero por una Manga sin mangos

El arte del trapecio

Razones y tradiciones

No lo veo claro

Mary Roach y sus cadáveres fascinantes