Google+ El Malpensante

Correo

Desde la revista SoHo, Sobre un adiós, ¿Quisiera usted ser Tuitcoordinador?

Los lectores crtícan, exhortan, aplauden, censuran

 

Desde la revista SoHo

Apreciado director:

Me sorprendió encontrar, en la edición que circula de El Malpensante, una acusación oblicua que sugiere que la portada de marzo de SoHo no es de nuestra propia ocurrencia. Rechazo semejante afirmación. Bastaría acudir al testimonio de modelos y otros profesionales involucrados en la obra para demostrar que comenzamos a trabajar en dicha parodia de forma auténtica tan pronto como circuló la fotografía de la revista española ¡Hola! que nos propusimos criticar. Ni siquiera sabíamos entonces de la existencia del medio de provincia que usted menciona y que ahora, después de leerlo, despierta mis elogios.

Hecha esa aclaración, confieso que más me sorprende que su publicación prefiera hilar delgado y lanzar dudas sobre nuestra revista antes que reconocer lo evidente: que se trata de dos parodias diferentes de una misma referencia, creadas ambas de manera autónoma y original, cada una a su manera. Pueden compartir un mismo sentido de la ironía: pero la ironía no es patrimonio de nadie, sino una forma de mirar la realidad con la cual muchas personas pueden coincidir. Solo le recuerdo que la parodia gráfica es uno de los géneros preferidos de SoHo, y que lo que hicimos con la escena de ¡Hola! lo hemos hecho también con La Última Cena y la Mona Lisa, para mencionar apenas dos ejemplos famosos, logrados, como esta vez, con los elementos de erotismo y desnudez que nos caracterizan.

Siempre he puesto la cara –incluso ante los estrados– por nuestras parodias. Lo hago de nuevo, esta vez para expresar mi extrañeza por la mala fe de un medio colega con el que hemos compartido varios proyectos.

Saludos,

—Daniel Samper Ospina

 

Sobre un adiós

A la gigantesca lacrimosa por la muerte del rector Fernando Hinestrosa, observo que se sumó la revista El Malpensante. Como buen malpensante, me voy a permitir hacer algunos comentarios. Seguramente yo no alcanzo a comprender la magnitud de la figura del doctor Hinestrosa y quizá mi ignorancia sea lo que me motiva a hacer estas observaciones, pero espero que algo de la irreverencia a la que tanto han hecho alusión los externadistas últimamente (y de la que vi muy poca en la universidad) me sea perdonado. 

Al margen del gran abogado, ministro y economista (recordemos las altas matrículas del Externado), los &uacut...

Página 1 de 1

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Varios Autores

Mayo de 2012
Edición No.130

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Científicos burócratas


Por David Graeber


Publicado en la edición

No. 151



Los centros de investigación en ciencia y tecnología han copiado en mala medida los vicios del mundo corporativo. El resultado es que el quehacer de la actividad científica transc [...]

Vampiros en Cartagena


Por Luis Ospina


Publicado en la edición

No. 101



¿Qué puede salir del encuentro entre tres cinéfilos reunidos para hablar de lo que más les gusta? Esta desempolvada entrevista puede ofrecer una respuesta. [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Elogio del menosprecio


Por Christy Wampole


Publicado en la edición

No. 153



Comentarios exaltados, tuits furiosos, alaridos digitales. Vivimos en tiempos de indignación masiva. Sin embargo, aparte de amargarnos la vida, generalmente no cambiamos nada. ¿Existe al [...]

Columnas

La comba del palo

El control del comercio sexual

En uso de razón

¿Qué hay de nuevo en WikiLeaks?

Paseos citadinos

Paseo cartagenero por una Manga sin mangos

El arte del trapecio

Razones y tradiciones

No lo veo claro

Mary Roach y sus cadáveres fascinantes