Google+ El Malpensante

Columna

Yerros

Con frecuencia perdemos la capacidad de asombrarnos ante nuestras equivocaciones. Frente a las preguntas de su hija, la autora se detiene a pensar qué hay detrás del "errar humano".

© MoodBoard • Corbis

 

Mi hija tiene trece años y siempre se ha interesado antes por el mundo que por sus rulos, pero ahora que estudia actualidad en el colegio sus preguntas han escalado en dificultad. Que por qué se incendió el Hindenburg, bah, era relativamente fácil de contestar. Qué significa “ruido sordo”, también. Las razones para la extinción de los dinosaurios o incluso la condición trágica del ser humano: posibles de contestar. Pero ya estamos llegando a la crisis financiera, a los choques de trenes en Alemania (que no es lo mismo que un choque de trenes en Chile o en Mongolia: sabrán disculpar) y a por qué diablos nadie hizo nada aquí en Santiago para prevenir el caos vial que está por desatarse con la apertura de un mall y una fea torre de setenta pisos en una zona ya muy congestionada.

La miro con ganas de responderle como neoyorquina de sitcom: “It’s complicated”. En cambio le cuento, para que no crea que solo aquí ocurren barbaridades, de por ejemplo arquitectos muy pero muy famosos que fallaron en sus carísimas construcciones. El Puente del Milenio en Londres, que tuvo que cerrar a los tres días porque vibraba como juego de feria. La pasarela del aeropuerto Charles de Gaulle, que se derrumbó, futurista y todo. El Palacio de las Artes de Valencia, de Santiago Calatrava, con problemas de acústica, de visibilidad y estructurales: poquita cosa. Le cuento de la obsolescencia programada, esa brillante idea capitalista desarrollada por el diseño industrial para fabricar cosas que dejen de funcionar en un lapso que conviene a la cadena de producción.

Fue peor. Porque mi hija se pregunta ahora, al leer el diario, no por un episodio de contornos definidos, ni por los diversos matices de una palabra, ni por algún evento para el cual la ciencia tiene respuesta. No, lo que ella empieza a vislumbrar ahora es nada menos que el vasto, persistente e inabarcable océano del error humano. Pero cómo no lo vieron, por qué hacen eso que tan evidentemente está mal, por qué se volvieron a equivocar, mamá, por qué no se dieron cuenta si son expertos.

La desidia, el prejuicio, el engaño de los sentidos, la soberbia, la rapacidad, la imbecilidad y la irresponsabilidad personal o institucional –que es lo ...

Página 1 de 1

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Andrea Palet

Dirige el Magíster en Edición de la Universidad Diego Portales. Tiene una editorial que se llama Libros del Laurel

Mayo de 2012
Edición No.130

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Elogio del menosprecio


Por Christy Wampole


Publicado en la edición

No. 153



Comentarios exaltados, tuits furiosos, alaridos digitales. Vivimos en tiempos de indignación masiva. Sin embargo, aparte de amargarnos la vida, generalmente no cambiamos nada. ¿Existe al [...]

Vampiros en Cartagena


Por Luis Ospina


Publicado en la edición

No. 101



¿Qué puede salir del encuentro entre tres cinéfilos reunidos para hablar de lo que más les gusta? Esta desempolvada entrevista puede ofrecer una respuesta. [...]

Científicos burócratas


Por David Graeber


Publicado en la edición

No. 151



Los centros de investigación en ciencia y tecnología han copiado en mala medida los vicios del mundo corporativo. El resultado es que el quehacer de la actividad científica transc [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Columnas

La comba del palo

El control del comercio sexual

En uso de razón

¿Qué hay de nuevo en WikiLeaks?

Paseos citadinos

Paseo cartagenero por una Manga sin mangos

El arte del trapecio

Razones y tradiciones

No lo veo claro

Mary Roach y sus cadáveres fascinantes