Google+ El Malpensante

Breviario

El mundo se divide

La columnista chilena frente a la línea de las polaridades extremas.

© Corbis

 

El mundo se divide en dos clases de personas, las que se leen las instrucciones y las que no se las leen. Las primeras suelen ser más hoscas o más tímidas, más reconcentradas quizás, menos fogueadas o diestras en el baile social, y se leen las instrucciones (del avión, del champú, de los juegos, de la cámara nueva, y las reglas del tránsito, los menús, los horarios) para no caer, para no fallarle a la sociedad, para ser más autónomas, para molestar menos, porque así les enseñaron, porque no son genios y necesitan leer las instrucciones para hacer las cosas bien. Lo que incluye la rebelión y la lucha por nuevas reglas, nuevas y más límpidas instrucciones.

Las personas que no se leen las instrucciones tienden a ser más expansivas, en el sentido de ocupar el espacio que les toca en el mundo y un poco más también. En el restaurante, no miran el menú repleto de explicaciones y variaciones en dos idiomas, sino que piden al camarero que se las repita: “¿Qué se puede comer?”. Suelen preferir el atajo al método, la trampita simpática a la ley. Cuentan por defecto con el tiempo ajeno, y les da por pensar que las instrucciones son para otros, no para ellas.

El mundo se divide en dos clases de personas, las sanas y las que se van suicidando de a poquito, con hábitos insalubres como dormir poco, recordar cosas tristes y tener una imaginación esplendorosa para la catástrofe. A estos suicidas de la lentitud les gusta todo lo que contamina: fumar, beber, saber cosas inútiles. Y todo sin sana medida: el manjar a cucharadas, el gimnasio como anatema, la procrastinación como profecía autocumplida.

El mundo se divide en dos clases de personas, las que usan el computador como televisor y las que lo usan como enciclopedia. Las que han leído a los rusos y las que no los han leído. Las que no soportan el silencio ni el olvido, y las que no soportan el ruido ni el presente. Las que hacen lo que sea para salir en la foto, y las que sacan la lengua o voltean la cara para estropear la foto.

Los enamorados auténticos, los enamorados perdidos, también dividen el mundo en dos clases de personas y cosas, y le dicen al objeto de su afecto: a) tú b) el resto del planeta, la muerte, el futuro.

Pero no. No me haga caso. Estas f&oacu...

Página 1 de 1

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Andrea Palet

Dirige el Magíster en Edición de la Universidad Diego Portales. Tiene una editorial que se llama Libros del Laurel

Octubre de 2008
Edición No.91

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Científicos burócratas


Por David Graeber


Publicado en la edición

No. 151



Los centros de investigación en ciencia y tecnología han copiado en mala medida los vicios del mundo corporativo. El resultado es que el quehacer de la actividad científica transc [...]

Elogio del menosprecio


Por Christy Wampole


Publicado en la edición

No. 153



Comentarios exaltados, tuits furiosos, alaridos digitales. Vivimos en tiempos de indignación masiva. Sin embargo, aparte de amargarnos la vida, generalmente no cambiamos nada. ¿Existe al [...]

Vampiros en Cartagena


Por Luis Ospina


Publicado en la edición

No. 101



¿Qué puede salir del encuentro entre tres cinéfilos reunidos para hablar de lo que más les gusta? Esta desempolvada entrevista puede ofrecer una respuesta. [...]

Columnas

La comba del palo

El control del comercio sexual

En uso de razón

¿Qué hay de nuevo en WikiLeaks?

Paseos citadinos

Paseo cartagenero por una Manga sin mangos

El arte del trapecio

Razones y tradiciones

No lo veo claro

Mary Roach y sus cadáveres fascinantes