Google+ El Malpensante

Coda

Un cuento de hadas moderno

¿Cuál es el precio de la fama? La muerte de Anna Nicole Smith le sugiere al maestro del terror unas perspicaces reflexiones.

Aquí tienen un cuento de hadas. Es bueno: todos lo conocen y lo adoran. Es del Libro de la Fama y la Celebridad en Estados Unidos. ¿Están listos, niños? Érase una vez un polvoriento pueblito de Texas llamado Mexia, donde vivía una pobre (pero bonita) niña llamada Anna Nicole Smith. Trabajaba en Jim’s Krispy Fried Chicken para ayudar a la economía familiar, pero albergaba sueños más grandes. Las paredes de su habitación estaban cubiertas de afiches de Marilyn Monroe. Su corazón ardía con el deseo de ser una estrella. ¿Y saben qué? En parte por su belleza pero sobre todo por su trabajo duro, ¡su sueño americano se hizo realidad! ¡Sí! Fue a fiestas en una mansión, publicaron su foto en una revista poblada de chicas bonitas, se convirtió en una modelo famosa, se casó con un rico y apuesto príncipe, incluso tuvo su propio programa de televisión. Y, por supuesto, ¡vivió feliz para siempre!

Ése es el cuento de hadas. Sólo que, como suele suceder, está ridículamente tergiversado. Como la mayoría de nosotros sabemos a esta altura —por la televisión, especialmente el cable, donde fue Todo Anna Todo El Tiempo en las 48 horas que siguieron a su muerte—, la señorita Smith era en realidad Vickie Lynn Hogan (el tipo de nombre que parece reservado exclusivamente para chicas de secundaria que quieren triunfar). El tipo que la contrató para modelar jeans la despidió. Se crió en una familia de clase media, en Houston. La mansión y la revista pertenecían a Hugh Hefner, quien se dio cuenta de que los norteamericanos de mediana edad y clase media, especialmente en sus 50 y 60, no podían acceder a la suficiente cantidad de tetas y culo. Su príncipe fue un multimillonario de 89 años que tenía un incómodo parecido con Tobin Bell, el que hace de loco en las películas de Saw. ¿Y el programa de televisión? Salía por E! Entertainment, que existe en esa rama de estaciones de cable donde plantas extrañas florecen por un tiempo, y después mueren. El show de Anna Nicole debutó con ratings fuertes pero pronto se derrumbó.
 
Y no hubo final feliz, salvo para las revistas y los programas que viven de los chismes y se sacian con la muerte. Esos tipos tuvieron una verdadera fiesta, que va a continuar durante varias semanas.
 
Como dije...

Página 1 de 2

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Stephen King

Autor de 'Carrie' y 'Lunch at the Gotham Cafe', entre otros clásicos del terror. Muchas de sus obras han sido adaptadas al cine.

Marzo de 2007
Edición No.77

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

Nuestro Archivo

1 de 4

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Columnas

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores

En uso de razón

Del terrorismo al conflicto interno

No lo veo claro

Hocus pocus

Paseos citadinos

Paseo cartagenero por una Manga sin mangos

El arte del trapecio

Razones y tradiciones