Google+ El Malpensante

Entrevistas

Mi vida como escritor

Traducción y nota introductoria de Andrés Hoyos

En 2010, después de cinco décadas cultivando una prolífica y exitosa carrera literaria, Philip Roth decidió abandonar la ficción. Esta entrevista, concedida en febrero pasado al Svenska Dagbladet de Estocolmo, hilvana algunos aspectos esenciales en la vida y la escritura de un eterno candidato al Premio Nobel. 

 

© Jurgen Frank • Corbis 

 

Esta entrevista merece un par de consideraciones. Fue muy evidentemente respondida por escrito y, dado que se publicó en un importante periódico sueco –allá todavía existen las páginas literarias–, Roth podía estar seguro de que por una vez iba a ser leído con sumo cuidado por los miembros de la Academia Sueca, los mismos que le han negado el Premio Nobel de Literatura que, desde luego, merece sin discusión. Sin embargo, cuando se le preguntó por este tema, el viejo novelista irredento no pudo resistir la tentación de gastarse una ironía sangrienta. Es obvio que ya no pide el premio; apenas está dando un espectacular portazo en las narices de los académicos. ¿Llegado octubre volverá a ser premiado algún oscuro poeta esloveno y no el furibundo álter ego de Nathan Zuckerman? Muy seguramente.

De resto, el hubris abunda. Roth contesta solo lo que quiere y conversa no ya con Kafka, sino con el mismísimo William Shakespeare, cuyo más famoso soliloquio, el del tercer acto de Hamlet, deja un rastro clarísimo en la respuesta sobre los personajes masculinos.

—A. H. 

Página 1 de 3

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Daniel Sandström

Editor y periodista especializado en literatura sueca. Es autor de 'Andrómaca, pienso en tí'.

Abril de 2014
Edición No.151

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Elogio del menosprecio


Por Christy Wampole


Publicado en la edición

No. 153



Comentarios exaltados, tuits furiosos, alaridos digitales. Vivimos en tiempos de indignación masiva. Sin embargo, aparte de amargarnos la vida, generalmente no cambiamos nada. ¿Existe al [...]

Científicos burócratas


Por David Graeber


Publicado en la edición

No. 151



Los centros de investigación en ciencia y tecnología han copiado en mala medida los vicios del mundo corporativo. El resultado es que el quehacer de la actividad científica transc [...]

Vampiros en Cartagena


Por Luis Ospina


Publicado en la edición

No. 101



¿Qué puede salir del encuentro entre tres cinéfilos reunidos para hablar de lo que más les gusta? Esta desempolvada entrevista puede ofrecer una respuesta. [...]

Columnas

La comba del palo

El control del comercio sexual

En uso de razón

¿Qué hay de nuevo en WikiLeaks?

Paseos citadinos

Paseo cartagenero por una Manga sin mangos

El arte del trapecio

Razones y tradiciones

No lo veo claro

Mary Roach y sus cadáveres fascinantes