Google+ El Malpensante

Portafolio gráfico

Bauer

Catálogos de una fundición tipográfica

Un recorrido por los catálogos y la historia de una de las casas tipográficas más importantes de Europa permite entender la vida de las letras, más allá de los casi extintos tipos en plomo y las formas regadas sobre la pantalla de un computador.

Desde la perspectiva actual, cuando las tipografías son para el común de la gente poco más que formas en una pantalla, parece increíble que a finales del siglo XIX más de seiscientos trabajadores se dedicaran día tras día a operar 150 máquinas fundidoras para producir industrialmente letras en plomo. El proceso era muy costoso, la competencia atravesaba fronteras y devoraba a los más pequeños, la producción no daba tregua y era determinante para la próspera industria del libro.
Muchas de aquellas casas fueron quedando en el camino, rezagadas con los cambios en las formas de producción tipográfica. Hoy, adaptadas al mundo digital o a la curiosidad vintage, solo sobreviven algunas de las más grandes y con mayor tradición. Entre ellas se encuentra la Fundición Bauer, a la cual están dedicadas estas páginas.

La historia de la Bauer empezó hace casi doscientos años. Sus inicios transcurrieron paralelamente en imprentas de Barcelona y Fráncfort del Meno, que acabaron uniéndose en 1885 para conformar una de las casas más grandes e influyentes en la historia de la tipografía. Buena parte de esa historia está dispersa y no existen estudios estructurados al respecto. Por eso resulta tan valioso el proceso de preservar y catalogar el archivo de esa casa: una oportunidad que comenzó para mí, casi por azar, hace catorce años en Barcelona.

En el año 2000 estaba estudiando mi posgrado en diseño editorial en la Universidad de Barcelona y allí tomé clases con Enric Tormo, profesor de historia de la tipografía. Años atrás, mientras trabajaba para Editorial Norma, había sentido mucha curiosidad por la letra de nombre Futura, utilizada con frecuencia para libros infantiles gracias a su geometría elemental: la A como un triángulo, la O como un círculo... parecían letras de palitos y bolitas. Mientras trabajaba con esa fuente, noté variaciones en la forma del signo de interrogación, dependiendo del peso de la letra. Enric Tormo me abrió la oportunidad de aclarar mis dudas y ahondar en el estudio de esa fuente: “¿Usted quiere saber sobre la Futura y entender por qué esa letra tiene esos cambios? Bueno, aquí en la universidad tenemos todo el archivo de la Bauer. Si le interesa, entre e investigue”.

Eran cajas y cajas en una bodega. Ya había un equipo encarg...

Página 1 de 1

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Ignacio Martínez-Villalba

Diseñador editorial, experto en tipografía y docente universitario. Actualmente es el director de arte de El Malpensante.

Junio de 2014
Edición No.153

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Científicos burócratas


Por David Graeber


Publicado en la edición

No. 151



Los centros de investigación en ciencia y tecnología han copiado en mala medida los vicios del mundo corporativo. El resultado es que el quehacer de la actividad científica transc [...]

Elogio del menosprecio


Por Christy Wampole


Publicado en la edición

No. 153



Comentarios exaltados, tuits furiosos, alaridos digitales. Vivimos en tiempos de indignación masiva. Sin embargo, aparte de amargarnos la vida, generalmente no cambiamos nada. ¿Existe al [...]

Vampiros en Cartagena


Por Luis Ospina


Publicado en la edición

No. 101



¿Qué puede salir del encuentro entre tres cinéfilos reunidos para hablar de lo que más les gusta? Esta desempolvada entrevista puede ofrecer una respuesta. [...]

Columnas

La comba del palo

El control del comercio sexual

En uso de razón

¿Qué hay de nuevo en WikiLeaks?

Paseos citadinos

Paseo cartagenero por una Manga sin mangos

El arte del trapecio

Razones y tradiciones

No lo veo claro

Mary Roach y sus cadáveres fascinantes