Google+ El Malpensante

Coda

¿Qué hay en el nombre de un colegio?

Un cruce de cartas entre Carlos Vidales y Adriana Correa

Hace unos días, el poeta y periodista Carlos Vidales hizo circular una carta en la cual manifestaba su inconformidad con que el gobierno colombiano hubiera inaugurado en el Putumayo un internado que lleva el nombre de su padre. Adriana Correa, la contratista de la Cancillería encargada de construir la obra, le respondió pocas horas más tarde. 


Internado Luis Vidales en Piñuña Negro, Putumayo • © Julián Linares

 

I

Un excelente amigo me ha advertido recientemente que el gobierno colombiano, a través de su bonita canciller (¿cancillera?) y de su ministro de Defensa, acaba de inaugurar el internado Luis Vidales en una de las zonas más calientes de guerra insurgente y contrainsurgente.

Si he comprendido bien la noticia, el internado Luis Vidales servirá para mantener a las tiernas criaturas recluidas durante los fines de semana, para que no tengan la tentación ni corran el peligro de ser reclutadas por los insurgentes, quienes dicen tener las mismas ideas de Luis Vidales.

La canciller, acompañada por el ministro de Defensa (o al revés), fue al Putumayo. “Visitó la población de Piñuña Negro para inaugurar el internado Luis Vidales, que beneficiará a más de cien niños cansados de tener que caminar más de tres horas para poder estudiar. Gracias al Plan Fronteras para la Prosperidad, ahora podrán dormir en el colegio de lunes a viernes y tener la posibilidad de pensar un futuro diferente a los rifles”.

 

Página 1 de 2

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Varios Autores

Julio de 2014
Edición No.154

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Elogio del menosprecio


Por Christy Wampole


Publicado en la edición

No. 153



Comentarios exaltados, tuits furiosos, alaridos digitales. Vivimos en tiempos de indignación masiva. Sin embargo, aparte de amargarnos la vida, generalmente no cambiamos nada. ¿Existe al [...]

Científicos burócratas


Por David Graeber


Publicado en la edición

No. 151



Los centros de investigación en ciencia y tecnología han copiado en mala medida los vicios del mundo corporativo. El resultado es que el quehacer de la actividad científica transc [...]

Vampiros en Cartagena


Por Luis Ospina


Publicado en la edición

No. 101



¿Qué puede salir del encuentro entre tres cinéfilos reunidos para hablar de lo que más les gusta? Esta desempolvada entrevista puede ofrecer una respuesta. [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Columnas

La comba del palo

El control del comercio sexual

En uso de razón

¿Qué hay de nuevo en WikiLeaks?

Paseos citadinos

Paseo cartagenero por una Manga sin mangos

El arte del trapecio

Razones y tradiciones

No lo veo claro

Mary Roach y sus cadáveres fascinantes