Google+ El Malpensante

Ensayo

El desierto es un estado mental regado por el planeta

Santiago Villalba

La idea del desierto es tan ominosa como lírica. Su realidad concreta es implacable y su territorio creciente. Este breve ensayo nos enfrenta al vértigo provocado por la carencia y a la incertidumbre ante sus desdibujados límites geográficos.

El desierto es una invención, la creación de vacío dentro de la existencia pletórica, la imposición de la esterilidad sobre lo fecundo del ser. Sin importar qué tan árido sea, este bioma no se encuentra inhabitado. Desde Atacama hasta el Sahara o desde Gobi hasta Mojave, esta tierra alberga más que rocas y arena; es un suelo propicio para animales (serpientes cascabel, coyotes, escorpiones, ardillas) y plantas (cactus, árboles de Josué, estepicursores, palofierros) de diferentes especies, que encuentran allí su hogar. Es el colmo de la arrogancia considerar que merecen, junto con otros incontables habitantes del desierto, ser relegados al olvido en el inmenso vacío, en la inexistencia expansiva que el mencionado ecosistema ha llegado a significar. Como yo lo veo, la relación automática del desierto con lo exánime revela la negligencia y el olvido de los efectos secundarios de un proyecto devastador –el cual reconfigura la imagen de la Tierra desde el pensamiento abstracto–. El desierto es abstracción hecha materia, proyectada sobre el mundo a expensas de la diversidad biológica, ecológica y ontológica.

Al afirmar que el desierto es una invención, no solo aludo a la forma en que nuestro pensamiento interpola el vacío dentro de lo pleno, eso que, de forma conveniente, hemos titulado “naturaleza”. También aludo a la manera en que, en el sentido literal del verbo en latín invenire, el desierto es traído al mundo gracias al impacto acumulado de las industrias humanas sobre el medio ambiente –nuestra particular huella geográfica, una firma intergeneracional que constituye nuestra herencia y perdurable contribución a la historia de la naturaleza–. El desierto, evidentemente, preexiste y habrá de prolongarse más allá del dominio planetario del Homo sapiens. Pero, al mismo tiempo, crece como resultado de los cambios climáticos inducidos por el hombre y que amenazan con desertificar la Tierra. Este efecto viene acompañado por una situación cada vez más grave y extensa de insuficiencia de agua y alimentos, conflictos por recursos cada vez más escasos, y tasas de extinción por las nubes. Bien entendida, una invención no solo es producto de la imaginación, y aunque lo fuera, eso no excluiría su capacidad de configurar la realidad, bien sea de forma edificante o demoledora.

No hay desierto. El desierto está en todas partes. Debemo...

Página 1 de 1

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Michael Marder

Filósofo y profesor de la Universidad de país Vasco. Escribe sobre fenomenología, filosofía política y temas ambientales. Este mes, Columbia University Press publicará su libro Energy Dreams: of Actuality

Marzo de 2017
Edición No.183

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Vampiros en Cartagena


Por Luis Ospina


Publicado en la edición

No. 101



¿Qué puede salir del encuentro entre tres cinéfilos reunidos para hablar de lo que más les gusta? Esta desempolvada entrevista puede ofrecer una respuesta. [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Elogio del menosprecio


Por Christy Wampole


Publicado en la edición

No. 153



Comentarios exaltados, tuits furiosos, alaridos digitales. Vivimos en tiempos de indignación masiva. Sin embargo, aparte de amargarnos la vida, generalmente no cambiamos nada. ¿Existe al [...]

Científicos burócratas


Por David Graeber


Publicado en la edición

No. 151



Los centros de investigación en ciencia y tecnología han copiado en mala medida los vicios del mundo corporativo. El resultado es que el quehacer de la actividad científica transc [...]

Columnas

La comba del palo

El control del comercio sexual

En uso de razón

¿Qué hay de nuevo en WikiLeaks?

Paseos citadinos

Paseo cartagenero por una Manga sin mangos

El arte del trapecio

Razones y tradiciones

No lo veo claro

Mary Roach y sus cadáveres fascinantes