Google+ El Malpensante

Portafolio gráfico

Azar

Diccionario ilustrado de asociaciones

Cuando Pierre Larousse ideó su pequeño diccionario homónimo tuvo entre sus intenciones incentivar la creatividad en los niños. Aquí, una seguidora irresponsable deja que la casualidad fabrique un catálogo de significados extraños, coincidencias afortunadas y no tan afortunadas, acompañados de nuevas y más acordes ilustraciones. 

Hace un año, Fiorella Ferroni (Bogotá, 1990) tuvo la idea de hacer un libro ilustrado que no siguiera una narrativa lineal. Un diccionario excéntrico, que le brindara al lector la oportunidad de jugar con el lenguaje, con las imágenes que pueden surgir de él y sus distintas posibilidades de lectura.

Este proyecto, en el que trabajó desde entonces, se inició con la búsqueda de un diccionario viejo, materia prima para el nuevo libro. El elegido fue el Pequeño Larousse ilustrado de 1991, un enorme tomo diagramado a dos columnas cuya característica principal es, como su nombre indica, la profusión de imágenes que acompañan sus definiciones.

El siguiente paso fue despedazar el Larousse: con la ayuda de un bajalenguas de madera y un bisturí, la artista comenzó a recortar palabras a partir de la letra A. En medio de esa tarea notó que al reverso de cada palabra sustraída aparecía el fragmento de una definición aleatoria que en muchos casos se correspondía de manera afortunada con la palabra recortada.

De este encuentro fortuito comenzaron a surgir asociaciones tan curiosas como: “acorazonado: enfermedad de la vista” o “ratonera: política u opinión”, entre muchísimas otras. Con una idea clara de lo que al principio fue tan solo una intuición, Ferroni entendió la fuerza que la guiaba: después de la letra A, continuó recortando palabras en la Z, para después volver a la A y terminar en la R. Así completó la palabra “azar”, el motor del nuevo diccionario.

El reto final fue ilustrar estas asociaciones y lograr que esos juegos de palabras dieran como fruto aún mejores juegos pictóricos. Ferroni recortó cerca de 10.000 conceptos y entre ellos seleccionó 28 para ser ilustrados (siete por letra, con el doble para la A, que se repite). El libro resultante, Azar: diccionario ilustrado de asociaciones, terminó entonces por obedecer a una lógica no del todo contingente: las asociaciones, minuciosamente escogidas, resultan oportunas, opuestas, sonoras, narrativas, pícaras, veraces e incorrectas; algunas son incluso inevitables. Imágenes de bella factura que evocan los juegos más infantiles, el mejor humor negro e ideas chocantes. Un diccionario de páginas atípicas, sin mucho orden más allá del que determinó el gusto de su creadora y cuya chispa surge cuando las caras opuesta...

Página 1 de 6

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Fiorella Ferroni

Abril de 2017
Edición No.184

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Vampiros en Cartagena


Por Luis Ospina


Publicado en la edición

No. 101



¿Qué puede salir del encuentro entre tres cinéfilos reunidos para hablar de lo que más les gusta? Esta desempolvada entrevista puede ofrecer una respuesta. [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Elogio del menosprecio


Por Christy Wampole


Publicado en la edición

No. 153



Comentarios exaltados, tuits furiosos, alaridos digitales. Vivimos en tiempos de indignación masiva. Sin embargo, aparte de amargarnos la vida, generalmente no cambiamos nada. ¿Existe al [...]

Científicos burócratas


Por David Graeber


Publicado en la edición

No. 151



Los centros de investigación en ciencia y tecnología han copiado en mala medida los vicios del mundo corporativo. El resultado es que el quehacer de la actividad científica transc [...]

Columnas

La comba del palo

El control del comercio sexual

En uso de razón

¿Qué hay de nuevo en WikiLeaks?

Paseos citadinos

Paseo cartagenero por una Manga sin mangos

El arte del trapecio

Razones y tradiciones

No lo veo claro

Mary Roach y sus cadáveres fascinantes