Google+ El Malpensante

Artículo

Bestias henchidas de rencor

El nombre de esta reseña puede confundir al lector si descubre que quien la escribe fue finalista de un concurso en el que Ortuño resultó vencedor. Pero el motivo no es la amargura sino la empatía: encontrar en los relatos del contrincante una preocupación por los sentimientos de esa criatura temerosa y llena de ojeriza que puede ser un escritor.

Fotografía de Daniel Mordzinski

 

Al leer La vaga ambición, volumen con el que Antonio Ortuño obtuvo el V Premio Ribera del Duero, uno de los más importantes reconocimientos al género del cuento en el idioma español, da la impresión de que un interrogante persiste en cada uno de los textos: ¿cómo se forma un escritor?

La respuesta a esta pregunta tiene en la obra de Ortuño unos condicionamientos propiamente mexicanos. Ser escritor, tal y como se desprende de la unidad de temas y personajes de estos relatos, es una experiencia que, por una parte, desde su origen, parece signada por la relación con el poder y, por la otra, es una vocación alimentada por el rencor.

De lo primero da cuenta de manera muy precisa la pieza que abre el libro, “Un trago de aceite”, marcando así la pauta al resto del conjunto. Allí, un concurso de literatura infantil ofrece a los noveles escritores que alcancen la etapa final del premio la oportunidad de ser fotografiados junto al presidente de la república. La carrera literaria, entonces, como una calistenia de la carrera política: una forma de acceder gradualmente a ese poder que otorga la condición de elegidos.

Las figuras de poder serán las que ratificarán o negarán la condición de (o la posibilidad de ser) escritor. Figuras de una lejanía inaccesible, como el presidente de la república o el líder del partido. O, también, abstractas como “la oficina de producción central en Londres”, del relato “Quinta temporada”, donde el personaje Arturo Murray narra la experiencia de formar parte de un equipo de escritores de una exitosa teleserie. 

Esta oficina, que a través de parcos correos electrónicos lee, edita, aprueba o descarta las escenas y los diálogos propuestos por el equipo, solo será controlada por una instancia aún más difusa, decisiva e inescrutable: el público.

Sin embargo, las figuras de poder también pueden ser dolorosamente cercanas. Como en el cuento “El caballero de los espejos”, en el que el mismo Arturo (que protagoniza la casi totalidad de estas historias) narra las circunstancias que rodearon la escritura de su ópera prima a los diez años de edad y la reacción de su primo  Carlos, cuya violencia y burlas lo convierten a su vez en el primer crítico literario al ...

Página 1 de 1

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Rodrigo Blanco Calderón

Actualmente realiza estudios de doctorales de lingüística y literatura en la Universidad de París XIII. En 2016 recibió el Premio Rive Gauche à Paris al libro extranjero por su primera novela The Night.

Julio de 2017
Edición No.187

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Vampiros en Cartagena


Por Luis Ospina


Publicado en la edición

No. 101



¿Qué puede salir del encuentro entre tres cinéfilos reunidos para hablar de lo que más les gusta? Esta desempolvada entrevista puede ofrecer una respuesta. [...]

Elogio del menosprecio


Por Christy Wampole


Publicado en la edición

No. 153



Comentarios exaltados, tuits furiosos, alaridos digitales. Vivimos en tiempos de indignación masiva. Sin embargo, aparte de amargarnos la vida, generalmente no cambiamos nada. ¿Existe al [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Científicos burócratas


Por David Graeber


Publicado en la edición

No. 151



Los centros de investigación en ciencia y tecnología han copiado en mala medida los vicios del mundo corporativo. El resultado es que el quehacer de la actividad científica transc [...]

Columnas

La comba del palo

El control del comercio sexual

En uso de razón

¿Qué hay de nuevo en WikiLeaks?

Paseos citadinos

Paseo cartagenero por una Manga sin mangos

El arte del trapecio

Razones y tradiciones

No lo veo claro

Mary Roach y sus cadáveres fascinantes