Google+ El Malpensante

Literatura

Puerta del Sol

La famosa plaza de Madrid, que abarca librerías y turbas armadas con cámaras, inspira en este historiador madrileño reflexiones sobre la cultura: tres fragmentos que reúnen quince títulos de Stefan Zweig, miles de turistas culpables de la decreciente autenticidad urbana, y quién sabe cuántos autores víctimas de la inclemencia de los editores.

 

Zweig resucitado

Ni uno ni dos, nada menos que quince títulos de Stefan Zweig figuraban la semana pasada en un escaparate de la librería Troa en la calle Serrano de Madrid. Se trata de una de las (pocas) que aún no han cedido al exhibicionismo de las ¿novedades? que nos caerán por la Feria del Libro, a finales de la primavera. Esas cocinadas en invierno por astutos agentes literarios, descubridores de presentadoras de televisión (sección basura) convertidas en “novelistas”.

Aunque esta cuestión de la competencia escaparatista tiene recorrido, la masiva evocación de Zweig –ni que estuviera en persona en las redes sociales– merece un análisis. Sin duda el personaje resulta fascinante. Los suicidas literarios lo son por principio. Además, es vienés, elegante, rico de familia, poeta, genio de la emoción, o lo demás que cada uno encuentre atractivo. Una de sus biografías recientes, de George Prochnik –un autor que con anterioridad se ha interesado en el silencio o en el tortuoso  encuentro entre su bisabuelo, el neurólogo estadounidense James Jackson Putnam, y Freud–, lleva un título inconfundible: El exilio imposible. Stefan Zweig en el fin del mundo. La verdad es que cuando el lector abre el volumen y lo contempla en blanco y negro dando un paseo por Nueva York en lo que parece un bus de dos pisos, el brazo derecho estirado, el izquierdo apoyado sobre un libro, cae fascinado aunque no lo conozca de nada. Es mucho peor –más atractivo todavía– cuando se le conoce, en la medida en que reafirma el ego del lector, encantado de tenerle entre sus autores de cabecera. Está bien interesarse por escritores patricios, geniales y melancólicos. La magia se rompe en la página 2, para ser exactos, ante la fotografía de la casa de Petrópolis en la cual el matrimonio Zweig se quitó la vida el 22 de febrero de 1942. ¿Cómo se puede quitar nadie de en medio en un lugar tan paradisíaco?

La obra de Prochnik, muy literaria, explora bien la ansiedad que la causaba vivir donde no le correspondía y en el tiempo que no le tocaba. La obsesión actual con Zweig, que tiene un componente formal, pues escribía con gran eficacia y tuvo la suerte de ser traducido por gentes que amaban su obra, toca la fibra de los europeos ac...

Página 1 de 1

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Manuel Lucena Giraldo

Es investigador del Consejo Superior de Investigación Científica de España y profesor de ensayo en Cursiva, la escuela de escritura de Penguin Ramdom House.

Julio de 2017
Edición No.187

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Columnas

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores

En uso de razón

Del terrorismo al conflicto interno

No lo veo claro

Hocus pocus

Paseos citadinos

Paseo cartagenero por una Manga sin mangos

El arte del trapecio

Razones y tradiciones