Google+ El Malpensante

Iceberg

Spencer Tunick y un baldado de agua...

.

 

...el que le cayó a esta foto. Así quedó: lavada, blandita, plana. Junto a otras 6.000 personas, dos miembros de esta redacción asistieron con entusiasmo al desnudo masivo que convocó el fotógrafo estadounidense, el 5 de junio de 2016 (es cierto, más por la adrenalina que por esperar grandes resultados estéticos). Decepción fue lo que sentimos al recibir esta imagen sin mérito fotográfico, mal revelada y pésimamente impresa, que nos enviaron como recompensa por posar como ostras en medio del húmedo frío de la madrugada bogotana (y que encontramos revolviendo correspondencia vieja).

Con esta captura frontal que deja a los más rápidos robarse el protagonismo, Tunick le dio gusto al egoísmo idiosincrático de los colombianos que salió a relucir una vez los organizadores dieron la orden de empelotarse para hacer una formación en la plaza: entonces, gran parte de la multitud echó a correr en estampida para salir al frente y al centro de la foto. En muchos de sus otros proyectos, Spencer ha captado imágenes interesantes, figuras colectivas en las que el individuo es una pieza de algo mayor. Aquí, nada más que un clic obvio ante un montón de gente encuera.

Lamentablemente, no pudimos asistir a la exposición que reunió el resto de tomas de ese día (y cuya calidad debemos suponer de buena fe), puesto que la muestra fue embutida en semana y media en diciembre del año pasado. Por esa época, los susodichos redactores disfrutaban de un merecido descanso en sitios más tibios, y en sus respectivas provincias. ¿Por qué el producto de un evento al que se le hizo tantísima publicidad recibió tan poca difusión?

Un modesto estudiante de fotografía podría haber logrado resultados tan interesantes como el que reproducimos aquí. (Tal vez el principal mérito de Tunick sea su capacidad para atraer a tantos “colaboradores”.) Pero digamos que ese hipotético aprendiz hubiera tenido a su disposición la plaza de Bolívar, una organización que le asegurara la presencia de una aglomeración de personas desnudas, varias cámaras, drones, asistentes y arrieros de logística armados con megáfonos, que aprendieron sus técnicas para tratar a las masas y su empatía con el género humano en tutoriales de YouTube. Si ese hipotético estudiante hubiera...

Página 1 de 1

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

El Malpensante

Noviembre de 2017
Edición No.191

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Columnas

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores

En uso de razón

Del terrorismo al conflicto interno

No lo veo claro

Hocus pocus

Paseos citadinos

Paseo cartagenero por una Manga sin mangos

El arte del trapecio

Razones y tradiciones