SOLILOQUIOS DE UN MISÁNTROPO: 2. ¿Fui grosero al pedirles que no mezclaran sus sombras al cruzarse conmigo?”

Publicado por Raul. A. Mejía