Hablar mal del prójimo es un deber moral.”

Publicado por Leo Castillo