La prudencia no hace sabios, sino esclavos.”

Publicado por Javier Herrera