Los bosques se esconden en las bibliotecas. Entra profundamente en la edad mediana, echa a perder tu carrera, malversa grandes sumas, dirígete a países extraños para hundirte en la botella hasta morir, da un golpe a un banco, y tu vida a morosa no tendrá fin. Dicen que los alcohólicos pueden dejar la bebida; yo digo que, si pueden dejarla, no son alcohólicos. La desventaja de una carrera en filosofía es que se espera de uno que papelee: eres tu letra impresa.”

Publicado por Tibor Fischer, Filosofía a mano armada.