A los sobrevivientes, todo se les puede perdonar, excepto el codiciar su propia supervivencia. ”

Publicado por Alberto I Gaudi