De "Una tumba sin fondo": - Gracias a Dios tuve una madre que se preocupó por educarme, de otro modo habría sido un ignorante y me habrían obligado a dedicarme a la enseñanza. ”

Publicado por Pablo R. Arango