Google+
El Malpensante

Correo

Nada especial (1), (2), (3)

Los lectores opinan.

Nada especial (1)

Señor director: en el artículo “Nada especial, ¿y tú?”, de Margarita Arias, publicado en el número 95 de la revista El Malpensante, encuentro afirmaciones que no se ajustan a la realidad de los posgrados de nuestra institución. Por esta razón me permito solicitarle la publicación de esta carta que se limita a asuntos puramente institucionales y no entra a rebatir los agravios y burlas de la autora contra los profesores y contra sus compañeros estudiantes.

El estricto control que la Universidad de Antioquia ejerce sobre los posgrados hace imposible un nivel de improvisación como el que se sugiere en el artículo en mención. En el caso específico de la Especialización en Gestión y Promoción Cultural (cuarta cohorte), tanto la reforma como el plan de estudios de esa cohorte –que se realizó en 2006–, los docentes asignados y el programa de cada curso fueron aprobados previamente por el Consejo de la Facultad de Artes y por la Dirección de Posgrado, de acuerdo con las normas vigentes.
 
El cronograma de los cursos, como es nuestra obligación, estaba definido al inicio del semestre; aunque, por situaciones de fuerza mayor, fue preciso hacer algunos cambios en el orden de las clases, que no implicaban cambios en los horarios, ni perjudicaban su desarrollo.
 
El texto de Margarita Arias insinúa que solo después de matriculados los estudiantes se enteraron de que el programa había pasado de tres a dos semestres, lo que no es cierto; desde el comienzo los aspirantes sabían que se inscribían a un programa de dos semestres y no puede insinuarse que les fuera recortada la oferta inicial. Tampoco era una sorpresa el horario del programa, que ciertamente exige un fuerte compromiso de los estudiantes, pero que aparecía de manera expresa en la convocatoria.
 
La finalidad básica del examen de admisión no es la eliminación de aspirantes sino la necesidad de constatar el cumplimiento de los requisitos de admisión. En este caso, existía la posibilidad de admitir hasta 30 estudiantes, se inscribieron 19 personas de las cuales 18 presentaron el examen: Margarita Arias fue admitida en el puesto 12 con 67 puntos y su compañera en el puesto 17 con 61 puntos.
 
Como consta en las encuestas de evaluación que hace el programa, las opiniones negativas de...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Lectores El Malpensante

Junio de 2009
Edición No.98

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

Nuestro Archivo

1 de 4

Un poeta de vacaciones


Por Juan Manuel Roca


Publicado en la edición

No. 204



Un veterano trabajador del lenguaje saca a pasear a la musa. [...]

Bitácora


Por Danielle Lafaurie


Publicado en la edición

No. 209



Un recorrido por los parajes que visitó Ruven Afanador mientras tomaba las fotos que componen este especial. [...]

Esto no es una manzana


Por Claudia Steiner


Publicado en la edición

No. 206



¿De qué manera la gran industria cambió nuestra vieja relación con los alimentos y los actos sociales de cocinar y sentarse a una mesa? [...]

Gefilte Fish


Por Eduardo Halfon


Publicado en la edición

No. 203



Imitando se aprende casi cualquier cosa. Incluso las que uno no quisiera aprender. [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores