Google+
El Malpensante

Política

El país de entonces, el país de ahora

Hace veinte años cayó el Muro. Todos saben lo que ocurrió en Berlín, pero, ¿qué pasó en los demás países del bloque? Tres testigos de la época narran el caso de Rumania con sus recuerdos de primera mano.

© David Turnley • Corbis


Los periódicos del señor Anastasescu

Sergiu Anastasescu abre la gaveta más baja de uno de los armarios y saca un arrume de periódicos que pone sobre la mesa principal de la sala. Estamos en Turnu-Drobeta-Severin, una ciudad de cien mil habitantes junto al Danubio. Bajando desde el centro, donde Ceausescu hizo instalar una fuente que al girar cambia de forma –y que ahora que todos los teatros han cerrado es el principal atractivo de la ciudad–, la casa del señor Anastasescu es la primera luego de una sucesión de edificios, todos de fachadas planas y casi todos con el concreto a la vista. En una calle cercana hay otra casa en pie que incluso conserva sus jardines: es una de las mansiones de descanso de Ceausescu. El señor Anastasescu dice que el Conducator nunca la visitó, que en los años que estuvo en el poder no hubiera podido visitar las casas de verano que tenía regadas por toda Rumania.
 
El último de esos años fue 1989. Hacia finales, parecía inevitable que al señor Anastasescu le llegaría una orden de desalojo: junto a su mujer y sus dos hijos debería mudarse a un apartamento. La misma oficina de reasignaciones entregaría a nuevas familias las “unidades habitacionales” proyectadas en el terreno de la casa donde él había nacido. Una orden similar le había llegado en algún momento de los setenta, antes de que sus hijos nacieran. Esa vez un hombre del Partido había golpeado a su puerta: “Camarada Anastasescu”, había dicho, “usted tiene demasiado espacio en su casa. Desde ahora la compartirá con otra familia”.
 
Aunque la casa sigue t...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Ricardo Abdahllah

En 2013, ganó el Concurso Nacional de Cuento de la Universidad de Antioquia con 'El sol es siempre igual'.

Noviembre de 2009
Edición No.103

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

Nuestro Archivo

1 de 4

Ajiaco caliente


Por Kevin Nieto


Publicado en la edición

No. 206



Una receta para la sopa desencadena una persecución en la época de la  violencia bipartidista. [...]

Cocinar en mexicano


Por Julio Patán


Publicado en la edición

No. 206



Poder ver lo que se tiene enfrente es una facultad muy rara, pero es la mitad del éxito de las altas cocinas regionales. Aquí el rico caso de México, cuyos chefs de vanguardia tie [...]

¿Qué hacemos con los Snorkel?


Por Kyara Ortega Méndez


Publicado en la edición

No. 204



Nuevas Voces [...]

15 metros


Por Eliana Hernández


Publicado en la edición

No. 210



Un poema submarino. [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores