Google+
El Malpensante

Iceberg

Construyendo el nido

Algunas preguntas incómodas sobre el Salón Nacional de Artistas

  

© ImageZoo • Corbis

Cuando llega el momento de imprimir esta revista, uno o dos miembros de la redacción se van a la imprenta y allá pasan entre seis y ocho horas mientras todo el proceso industrial se lleva a cabo. En ese lapso siempre hay tiempos muertos, de modo que uno se ve forzosamente impelido a ocuparse en algo. A veces consiste en leer un libro o una revista; a veces en llamar por teléfono para alguna diligencia; en ocasiones se trata de salir a tomarse un jugo o una gaseosa y a menudo en curiosear por toda la imprenta lo que se está finalizando en otras máquinas: separatas de supermercado, libros de arquitectura, catálogos de lencería.

Fue así, de manera tan azarosa, que nos cayó en las manos un ejemplar del número 5 y 6 de Independientemente, la publicación dedicada a informar sobre los progresos del 42 Salón Nacional de Artistas. Curiosos, nos pusimos a echarle un ojo y a los tres minutos estábamos riéndonos. Como se trata de un impreso utilitario no vale la pena detenernos en la pobreza de su diseño, pero algo habría que decir sobre su contenido. Porque, la verdad sea dicha, queda uno intrigado por saber cómo es que el Ministerio de Cultura acabó encargándole a gente a todas luces analfabeta no solo la coordinación de estos cuadernos sino la responsabilidad de curar el mismísimo Salón Nacional.

Empecemos por lo primero, por lo de analfabetas. Son tan notorios y abundantes los errores de puntuación, ortografía y sintaxis en las páginas de Independientemente que terminan por convertir en un galimatías hasta el dato informativo más simple. En la Presentación, para no ir más lejos, se nos informa que “las actividades del 42 SNA se han desarrollado principalmente sobre las ciudades de Barranquilla, luego Santa Marta y, finalmente Cartagena”. Preguntamos: ¿conocen los miembros del colectivo Maldeojo, responsable de esta publicación, el significado de la preposición “sobre”? Porque lo que significa esa frase es que las muestras se realizaron encima de Barranquilla, Cartagena y Santa Marta, lo cual de por sí ya es bastante excéntrico incluso para una exposición artística. Eso para no mencionar el hecho verdaderamente insólito de que, según la...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

El Malpensante

Marzo de 2011
Edición No.117

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Cocinar en mexicano


Por Julio Patán


Publicado en la edición

No. 206



Poder ver lo que se tiene enfrente es una facultad muy rara, pero es la mitad del éxito de las altas cocinas regionales. Aquí el rico caso de México, cuyos chefs de vanguardia tie [...]

¿El fin de los economistas?


Por Fareed Zakaria


Publicado en la edición

No. 208



Posan como científicos, pero se comportan como adivinos, con sus respectivas metidas de pata. El prestigio de los apóstoles de esta disciplina se desvaloriza y se acerca a la bancarrota, [...]

Mercantes


Por Andrea Cote


Publicado en la edición

No. 207



Un poema de Puerto Calcinado [...]

Mecenas malpensantes


Por El Malpensante


Publicado en la edición

No. 207



Agradecemos a todos los que nos han apoyado a través de nuestro Fundraising. Recuerde que puede hacer su donación aquí [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores