Google+
El Malpensante

Poesía

Fauna australiana

Dos poemas

Possum

El possum no es un animal fantástico
pese a su nombre
de utensilio alquímico.

Para describirlo
habría que acudir a otras criaturas
y combinarlas, tal como es costumbre
en libros y relatos.

Mitad gato, mitad zarigüeya
y mitad otra cosa,
al possum lo mejor es evitarlo.

Una noche de vuelta de la playa
descubrí uno en una rama de eucalipto.

Me miraba entre temeroso y sonriente,
como si lo hubiera cogido en falta.

Como no conocía cosa
que se le pareciera,

me quedé pasmado.

Un gato tirando a rata gigante,
y con modales de novicia,

puede afectar la razón misma.

Volverlo a uno loco.

Aquella era una temporada
en que mi impaciencia y contrariedades
con el mundo
habían terminado,

ya no era un adolescente,
y fingí no verlo.

Fingí no darme cuenta
cómo acto seguido se desembarazaba
de su envoltura

y delante de mis ojos
cambiaba de piel,

convirtiéndose en algo ajeno a este planeta.

Entonces pasó
lo menos esperado.

Con una serie de mensajes subliminales

–yo había visto lo que no debía haber visto–,

me conminó a guardar secreto
sobre lo acontecido.

En caso de faltar a la palabra,
ya vería lo malvado que podía llegar
a ser un possum.

Eso fue en diciembre,
o enero de 2003,

y la verdad
aún no se cómo salirme
de esta historia
y dejar temores
y volver a ser el individuo de antes,
cuando aún no sabía
qué era un possum.



The red back

Una obra maestra de la creación,
pero en Sydney ya son trece los muertos
por su causa.

¿Cómo imaginar que algo tan pequeño
y hermoso produzca tanto daño y fatalidad?

No mide más de cinco centímetros,
y en su dorso porta un grabado rojo
que la distingue
y habla del poder de su mordedura.

Habita los intersticios de los muros,
rincones, puertas y tuberías,

allí donde menos lo esperas.

Como el mal, cuya sombra
se mueve a nuestras espaldas,
convive contigo.

Libre se mueve en el interior
de tu hogar, y espera agazapada.

Hay que estar muy atento,
señalan los volantes
que alertan sobre su presencia.

Se trata de un insecto rilkeano
de enga&ntil...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Elkin Restrepo

'La bondad de las almas muertas' es su último libro.

Mayo de 2011
Edición No.119

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Esa música del diablo


Por Lina Alonso


Publicado en la edición

No. 205



Dele vuelta a su crucifijo más cercano y prepárase para asistir a ese cruce de caminos entre el Mississippi y el Magdalena, donde se encuentran el blues y el vallenato. [...]

La marihuana de mi infancia


Por Javier Ortiz Cassiani


Publicado en la edición

No. 212



Una miniatura de lo que pasaba en varias zonas del país durante los años setenta: el autor de esta crónica personal y sus sobrinos ideaban maneras cotidianas de domesticar y afron [...]

Mi yo montuno


Por Harold Muñoz


Publicado en la edición

No. 212



Un hombre va al barbero para que le muestre su yo exterior.   [...]

De la oralidad del creol a la escritura musical


Por Walter Díaz, Joseph Taylor y Rhett Bush


Publicado en la edición

No. 214



¿Qué tienen que ver un método de lectoescritura musical desarrollado por un húngaro y la enseñanza del calipso en San Andrés? Un nuevo manual plantea una form [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores