Google+
El Malpensante

Dossier Portugal

Poemas Solares

Vegetal y solo, Ocultas aguas, I y IV 

© Rafael Pascual | Agencia EFE

 

Luis Cernuda y Eugénio de Andrade nunca llegaron a conocerse, pero, en la escasa correspondencia que mantuvieron, Cernuda le escribió al portugués: “Tienen sus poemas un contorno de línea neta, aunque la emoción que expresan sea difícil, o se preste difícilmente a esa nitidez”. La poesía de Eugénio de Andrade se alza como una de las más depuradas y luminosas de la lengua portuguesa.

De Andrade nació en la antigua provincia de Beira Baixa, el 19 de enero de 1923, y a pesar de haber publicado su primer libro de versos a los diecinueve años, el desprecio por la vanidad de los círculos literarios lo llevó a trabajar más de un tercio de su vida como funcionario público.

Heredó de su abuela materna un ávido conocimiento de la poesía española, que posteriormente lo llevó a traducir a Antonio Machado y a Federico García Lorca.  Escribió algunos textos en prosa, recopilados en el libro A la sombra de la memoria; libros infantiles, como Aquella nube y otras, y más de dos docenas de poemarios, entre los que se destacan Las manos y los frutos y Blanco en lo blanco.

Una atmósfera veraniega y mediterránea, muy propicia para la exaltación del cuerpo, está siempre presente en sus poemas.  Sus versos están marcados por el protagonismo de las cosas sencillas y por la fuerza elemental de los rayos solares, que arrojan luz sobre esa nitidez a la que hacía referencia Cernuda.

Eugénio de Andrade falleció en 2005, en Oporto, ciudad en la que pasó los últimos 55 años de su vida y en la que hoy tiene sede la fundación que lleva su nombre.  

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Eugénio de Andrade

Poeta y prosista. Premio Camões y Premio «Vida Literaria», uno de los más importantes del ámbito literario luso.

Abril de 2013
Edición No.140

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Carta al embajador de Francia


Por


Publicado en la edición

No. 204



. [...]

Un tropezón cualquiera da en la vida


Por Jaime Andrés Monsalve


Publicado en la edición

No. 207



Tal vez por presentarse antes de un mortal accidente aéreo, este encuentro entre el famoso tanguero y la policía de tránsito de Bogotá pasó inadvertido por mucho tie [...]

Una completa guía turística de Noruega


Por Morten A. Strøksnes


Publicado en la edición

No. 208



Visiten el bello país de los fiordos, donde se acuñó la expresión “desarrollo sostenible”. Una petrocracia cuyo último producto contaminante es el &ldquo [...]

El coleccionista de vientos


Por Javier Ortiz Cassiani


Publicado en la edición

No. 205



Originalmente un juguete infantil, desdeñado en Europa por su vulgaridad, el acordeón encontró en el Caribe colombiano una grandeza sin precedentes. Al punto que se convirti&oacut [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores