Google+
El Malpensante

Dossier Portugal

Poemas Solares

Vegetal y solo, Ocultas aguas, I y IV 

© Rafael Pascual | Agencia EFE

 

Luis Cernuda y Eugénio de Andrade nunca llegaron a conocerse, pero, en la escasa correspondencia que mantuvieron, Cernuda le escribió al portugués: “Tienen sus poemas un contorno de línea neta, aunque la emoción que expresan sea difícil, o se preste difícilmente a esa nitidez”. La poesía de Eugénio de Andrade se alza como una de las más depuradas y luminosas de la lengua portuguesa.

De Andrade nació en la antigua provincia de Beira Baixa, el 19 de enero de 1923, y a pesar de haber publicado su primer libro de versos a los diecinueve años, el desprecio por la vanidad de los círculos literarios lo llevó a trabajar más de un tercio de su vida como funcionario público.

Heredó de su abuela materna un ávido conocimiento de la poesía española, que posteriormente lo llevó a traducir a Antonio Machado y a Federico García Lorca.  Escribió algunos textos en prosa, recopilados en el libro A la sombra de la memoria; libros infantiles, como Aquella nube y otras, y más de dos docenas de poemarios, entre los que se destacan Las manos y los frutos y Blanco en lo blanco.

Una atmósfera veraniega y mediterránea, muy propicia para la exaltación del cuerpo, está siempre presente en sus poemas.  Sus versos están marcados por el protagonismo de las cosas sencillas y por la fuerza elemental de los rayos solares, que arrojan luz sobre esa nitidez a la que hacía referencia Cernuda.

Eugénio de Andrade falleció en 2005, en Oporto, ciudad en la que pasó los últimos 55 años de su vida y en la que hoy tiene sede la fundación que lleva su nombre.  

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Eugénio de Andrade

Poeta y prosista. Premio Camões y Premio «Vida Literaria», uno de los más importantes del ámbito literario luso.

Abril de 2013
Edición No.140

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Sobre el cerro, a cielo abierto


Por Adriano Cirino


Publicado en la edición

No. 207



Al evaluar el problema de la basura en la comuna 13 de Medellín, las autoridades locales notaron un inconveniente mayor: ¿cómo hacían los habitantes para subir y bajar las [...]

Defensa del chontaduro


Por Harold Muñoz


Publicado en la edición

No. 206



¿Fruta, tubérculo, huevo mitológico? El escritor caleño intenta explicar por qué en su ciudad los niños se acostumbran a comer este bicho raro del reino veget [...]

Artesanos culinarios


Por Julián Estrada


Publicado en la edición

No. 206



En Colombia, se libra una batalla para que el Estado auspicie las preparaciones y técnicas criollas que nos distinguen, en lugar de prohibirlas por no cumplir con dudosos estándares de c [...]

Este pedazo de acordeón


Por Roberto Burgos Cantor


Publicado en la edición

No. 205



Originalmente aparecido en la revista Eco, en 1974, este es el único relato sobre vallenato que se conoce del autor sabanero, fallecido el año pasado. Una pequeña historia de susp [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores