Google+
El Malpensante

Columna

Prevenir el consumo de droga o la prostitución

Al igual que la prostitución, la adicción a las drogas suele asociarse con situaciones de coerción. ¿Cuánto hay de cierto en ambos casos? 

 

Nelly Arcan • © Ulf Andersen | Getty Images


Cuando a finales de los noventa llegamos a vivir a Madrid, mis hijos tenían seis y cuatro años. Tras la primera salida nocturna, cuando los dejamos con una cuidadora, María, la mayor, nos contó que había podido dormir tranquila porque estaba en la habitación del fondo y en la parte alta del camarote que compartía con Daniel. “Allá tan lejos no me roban”, aclaró, “ni me pueden obligar a probar cocaína”.

 

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Mauricio Rubio

Columnista de El Malpensante y La Silla Vacía. Es investigador de la Universidad Externado de Colombia.

Mayo de 2013
Edición No.141

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

El lago


Por Eduardo Halfon


Publicado en la edición

No. 216



El agua hiede, se ve verde. Un hombre vuelve al lago de su infancia para constatar que este se ha convertido en un vertedero, un caldo que bulle como una herida abierta de la guerra civil en Guatemala [...]

El país de las dos mil fosas


Por Marcela Turati


Publicado en la edición

No. 212



. [...]

Adán y Eva


Por Bacteria


Publicado en la edición

No. 207



La caricatura de Mayo [...]

Niño de barro


Por Betina González


Publicado en la edición

No. 213



¿Se alberga algún sentimiento maternal por un gólem infantil, una Galatea pueril o un Pinocho que dura lo que un suspiro? [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores