Google+
El Malpensante

Correo

Aclaración acerca del verbo "estocar" y Sobre el secuestro de "La Chiva" Cortés

Los lectores critican, exhortan, aplauden, censuran.

Aclaración acerca del verbo “estocar” 

Estoy leyendo con retraso la edición de El Malpensante del mes de mayo, y encuentro la crítica a la “literatura” que aparece en los boletines de la Feria Internacional del Libro de Bogotá. Muy buena. Excepto en lo que toca al aspecto lingüístico.

Se lee en el Iceberg de esa edición que: “El verbo ‘estocar’, INEXISTENTE EN CASTELLANO (las mayúsculas son mías), significa ‘o ato de intruduzir e retirar o pênis da vagina ou ânus em movimentos harmônicos’ ”.

Lo que no podemos explicarnos ni en sueños es por qué el redactor no buscó la palabra “estocar” en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, pues es un verbo tan español como el toreo y que significa “herir con el estoque”, y “estoque” es, cómo no, “en la lidia, espada para matar los toros”.

Tampoco podemos explicarnos ni en sueños en qué curioso diccionario encontró el redactor su definición de “estocar” en portugués. Como se sabe, el Novo Dicionário Aurélio es “o dicionário padrão” en portugués, un equivalente al DRAE para el castellano o al Merriam-Webster para el inglés gringo. Y allí solo encontramos esto:

“Estocar 1. Golpear (alguém) com estoque.

”Estocar 2. Bras. Formar estoque de.

”Estoque 1. Espécie de espada, comprida e reta, com lâmina triangular ou quadrangular, que só fere de ponta. 2. Bras. Faca rústica.

”Estoque 1. Porção armazenada de mercadorias para venda, exportação ou uso. 2. Porção disponível de mercadoria”.

Y nada más.

Por otra parte, en el Dicionário Priberam da Língua Portuguesa en internet leemos: “Estocar. Ferir com estoque. Confrontar: estucar”.

Tal vez muchos lectores de El Malpensante agradecerían la referencia a esa espe...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

El Malpensante

Agosto de 2013
Edición No.144

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

¿Sueñan los DJ con arterias eléctricas?


Por Santiago Erazo


Publicado en la edición

No. 221



Un productor alemán de tecno ha logrado hacer de su brazo biónico un instrumento musical que puede controlar con su mente, hazaña que lo ubica en el pináculo de la historia [...]

VAR: Vigilar y castigar


Por Harold Muñoz


Publicado en la edición

No. 210



La FIFA implementó el videoarbitraje hace apenas un año, y tanto los jugadores como los espectadores aún intentan aclimatarse a las nuevas condiciones. Sus defensores dicen: &ldqu [...]

Al diablo con Cali


Por Kurt Hollander


Publicado en la edición

No. 213



La capital del Valle, presidida por un Cristo Rey, es regida de día y de noche por el mismísimo Belcebú, que campea a sus anchas por los burdeles y el estadio de fútbol. [...]

La biblioteca de Mabel


Por Fernando Sorrentino


Publicado en la edición

No. 213



. [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores