Google+
El Malpensante

Crónica

El hombre que halló petróleo en Venezuela

En 1911, cuando Ralph Arnold llegó por primera vez a Venezuela con su equipo de geólogos, el petróleo aún no era sinónimo de riqueza desmedida. Cien años después de abrirse el primer yacimiento venezolano, la historia de aquella exploración remite al origen del agridulce destino del país vecino.

Ralph Arnold en la cubierta de un ferry, en el Lago de Maracaibo, circa 1913 • © Cortesía Fundación Editorial Trilobita

 

I

En 1878, un grupo de caballeros tachirenses que la jerga de hoy llamaría “emprendedores” acordó crear una compañía que se dedicase a la explotación de una concesión otorgada por el gobierno: eran casi cien hectáreas en las que abundaban manaderos de hidrocarburos.

Uno de aquellos señores, don Pedro Rafael Rincones, hombre singularizado por su inteligencia y capacidad organizadora, fue el encargado de ir a los Estados Unidos a adquirir la maquinaria requerida para fundar Petrolia del Táchira.

Cambiando lo que haya que cambiar, que un grupo de hacendados y profesionales liberales venezolanos decidiese dedicar parte de sus esfuerzos a desarrollar una industria que, para aquel entonces, no tendría más de veinte años en el planeta es como si en los noventa del siglo pasado alguien en Venezuela hubiese decidido impulsar otro Silicon Valley en los Andes.

 

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Ibsen Martínez

Tiene una columna semanal en El País de España. Su última novela es "Simpatía por King Kong".

Septiembre de 2014
Edición No.156

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

La irresistible canción de los expatriados


Por Sinar Alvarado


Publicado en la edición

No. 205



La música sirve como consuelo del hogar abandonado y distante y, si es lo suficientemente buena, hace que los nuevos vecinos miren con mejores ojos al recién llegado. En el caso de los c [...]

Sobre el cerro, a cielo abierto


Por Adriano Cirino


Publicado en la edición

No. 207



Al evaluar el problema de la basura en la comuna 13 de Medellín, las autoridades locales notaron un inconveniente mayor: ¿cómo hacían los habitantes para subir y bajar las [...]

Ajiaco caliente


Por Kevin Nieto


Publicado en la edición

No. 206



Una receta para la sopa desencadena una persecución en la época de la  violencia bipartidista. [...]

Opioides para las masas


Por Keith Humphreys, Jonathan P. Caulkins y Vanda Felbab-Brown


Publicado en la edición

No. 212



Para fortuna o infortunio de Colombia y la región, según sea la óptica del lector, la cocaína no es una de las drogas del futuro en el mundo. [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores