Google+
El Malpensante

Política

Los panfletos de la Procuraduría

La publicación de libros académicos está muy lejos de las funciones de la Procuraduría. Sin embargo, en julio de 2012, la entidad publicó 8 mitos sobre la guerra contra las drogas. Además de constituir una extralimitación de sus tareas, al abrir las páginas el texto revela muchas otras flaquezas. ¿Torpeza intelectual o intención propagandística? ¿Pieza informativa o panfleto ideológico?

© Ayman Oghanna | Corbis

Quien solo conoce su propia posición sobre un tema conoce muy poco de ese tema. Sus argumentos pueden ser buenos y es posible que nadie sea capaz de refutarlos. Pero si él mismo es incapaz de refutar los argumentos de su adversario, o si ni siquiera los conoce, entonces no tiene ni siquiera razón para preferir una opinión sobre la otra.

John Stuart Mill

 

En Colombia escasea la crítica intelectual seria. Quizás eso se deba a la pobreza de muchos de nuestros círculos académicos, al espíritu de adulación que suele reinar entre nuestros profesores universitarios y al frecuente talante insípido y marginal que tienen las publicaciones académicas en nuestro medio. Lo que sí tenemos (y cada vez más) es una crítica pseudointelectual, escrita con las formas propias del lenguaje académico (citas, cifras, gráficos y referencias bibliográficas) pero inspirada en la defensa de posiciones ideológicas o religiosas, de lo cual resulta un híbrido engañoso, entre ciencia y panfleto, muy eficaz para adoctrinar incautos. En este tipo de literatura la crítica es apenas una mascarada; no se dialoga con los otros, solo se hace la pantomima de estar demoliendo las ideas opuestas. Parafraseando a Gaston Levy, en esos casos la crítica es como el impuesto que el dogmatismo le cobra a la razón.

El libro 8 mitos de la legalización de la droga, escrito por Juan David Gómez y publicado por la Procuraduría colombiana en julio de 2012, es un buen ejemplo de este tipo de escritos panfletarios (otro ejemplo célebre son los libros de José Obdulio Gaviria aparecidos durante el primer cuatrienio del presidente Uribe para defender la doctrina de su jefe político), con el agravante de que en este caso lo hace, con dineros públicos, una institución del Estado encargada de proteger los derechos de la sociedad.

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Mauricio García Villegas

Es actualmente profesor de la Universidad Nacional de Colombia y columnista del periódico El Espectador.

Diciembre de 2014
Edición No.159

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

La marihuana de mi infancia


Por Javier Ortiz Cassiani


Publicado en la edición

No. 212



Una miniatura de lo que pasaba en varias zonas del país durante los años setenta: el autor de esta crónica personal y sus sobrinos ideaban maneras cotidianas de domesticar y afron [...]

La venganza de los salvajes


Por Javier Ortiz Cassiani


Publicado en la edición

No. 209



Los bárbaros siempre han encontrado la forma de rebelarse, de aprovechar con destreza su propia creatividad para quitarse los grilletes y abrir las sinuosas trochas que del otro lado prometen l [...]

Sola-mente


Por Vanessa Rosales Altamar


Publicado en la edición

No. 217



La historia del arte es también la historia del patronazgo masculino. Aquí una defensa de la soledad para la mujer creadora: el verdor que brota dentro de su habitación propia y f [...]

Ernesto Cardenal. Poeta, sacerdote y revolucionario.


Por Eduardo Garrido


Publicado en la edición

No. 218



Un recorrido, a modo de elegía, por los hitos vitales y obras del factótum nicarau?ense que hace poco colgó la sotana definitivamente. [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores