Google+
El Malpensante

Entrevistas

Gay Talese en el cuadrilátero

Entre la diversa fauna de personajes que pueblan las crónicas de Gay Talese, los boxeadores ocupan un lugar protagónico. ¿En qué radica la fascinación por estos atletas que escriben su historia a punta de golpes?

Ilustración de Juan Pablo Gaviria

 

Ahí está, de pie junto a la puerta, recibiéndome en su propia casa. Son los primeros días de agosto de 2014. Gay Talese tiene la mano izquierda en el bolsillo de un pantalón azul oscuro, que hace juego con el negro de sus zapatos y contrasta, no solo con el beige del saco y el sombrero, sino con el calor propio de Manhattan en tiempos de verano.

El pasado octubre salió al mercado una nueva edición de su libro The Bridge, publicado por primera vez en 1964. Por cerca de cincuenta años, Talese continuó en contacto con los obreros que construyeron el Puente Verrazano-Narrows y que, pese a haber trabajado en esta emblemática obra, fueron excluidos de la ceremonia de apertura. En palabras de Talese, “su libro representa una oportunidad para conocer a quienes no fueron invitados”. Sin embargo, los protagonistas de esta conversación no son personajes anónimos como aquellos. El autor de crónicas como “El perdedor”, “Ali en La Habana” y “Joe Louis, el rey hecho hombre en edad madura” volverá sobre las historias de otros héroes hechos a golpes sobre un ring de boxeo.

Aún en el vestíbulo, Talese me ofrece dos opciones para la entrevista: la sala o la privacidad de su oficina. A través de algunos videos, es posible conocer lo que él llama “el búnker”: aquel sótano que en algún tiempo fue una cava y que el escritor convirtió en estudio y oficina. Un espacio repleto de cajas, archivos, recortes de periódicos y revistas, el material que utiliza para escribir sus crónicas. El segundo piso, en cambio, es un lugar reservado, al que no tienen acceso las cámaras. Bajo el techo alto, una alfombra perfectamente blanca es atravesada por un haz de luz que entra por la ventana...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Carlos A. Cortés-Martínez

Cursa el doctorado en periodismo en la Universidad de Missouri

Diciembre de 2014
Edición No.159

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Los cinco delantales de mi abuela


Por Hazel Robinson


Publicado en la edición

No. 214



Bajo los metros de tela que cubren la vida de esta mujer, también se arropa la cotidianidad de los antepasados en el archipiélago de San Andrés. [...]

El Sur


Por Fernanda Trías


Publicado en la edición

No. 207



Este fragmento es el comienzo de la novela La ciudad invencible, que acaba de publicar Laguna Libros. [...]

Un hombre en la noche me pregunta: ¿Cuánto cobrás?


Por Josefina Licitra


Publicado en la edición

No. 210



El vaso está lleno. Callar y acelerar el paso ante la intimidación masculina ya no es la primera opción de supervivencia. [...]

El acordeón en las letras del Caribe colombiano


Por Ariel Castillo Mier


Publicado en la edición

No. 205



Desde su primera aparición en prensa en el último cuarto del siglo XIX, el acordeón no paró de coquetear con las mejores plumas de la región, presentándose co [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores