Google+
El Malpensante

Reseñas

Elogio del amor

s

 

El olvido que seremos
Héctor Abad F.
Planeta
2006
 
 
Este libro es el perfil que el autor hace de su padre, Héctor Abad Gómez, un personaje excepcional asesinado en Medellín el 25 de agosto de 1987, en medio de la sangría de turno en Colombia. Para trazarlo, el autor se vale de una rica crónica familiar y social construida, en esencia, con el material de los recuerdos. Por estas circunstancias, El olvido que seremos es ante todo un ejercicio de exorcismo, lacerante y jubiloso a la vez. También es una muy personal propuesta de pedagogía dirigida al individuo y a la sociedad, y también un documento histórico, un canto a la vida, una denuncia y muchas otras cosas que se van encontrando por ahí en la lectura. El amor del autor por su padre, asumido como una deuda impagable, lo lleva a fabricarle el homenaje mejor elaborado posible con todas las herramientas que el mismo padre le ayudó a conseguir. El resultado, a juzgar por la fertilidad literaria, el carácter universal, además de local, que logra su personaje, el complejo universo del relato y la riqueza factual que prodiga, es admirable.
 
Han pasado veinte años desde la fecha fatídica, y para el autor aquél es un tiempo muy presente, a la vez que lejano: como él nos lo recuerda, en 1987 no se soñaba aún con internet, y la Guerra Fría y su ícono por antonomasia, el muro de Berlín, todavía presidían el debate ideológico y la pugna política. Colombia vivía entonces una etapa particularmente intensa de terrorismo generalizado, acicateado por los descomunales intereses derivados del narcotráfico y por la cómoda ideología bipolar y maniquea imperante que autorizaba a algunos al exterminio físico de todo lo que representara el disenso de izquierda o la simple protesta por las viejas y nuevas injusticias enquistadas en la sociedad. En este punto termina el relato de Abad; lo que sigue son secuelas de la historia, comentarios a la misma, declaraciones de principios. El comienzo del orden cronológico el autor lo remonta a un pasado familiar terrateniente y burgués, católico y conservador, en una sociedad más feudal que moderna, para explicarnos la conformación de su familia nuclear, disidente de sus ancestros y, al mismo tiempo, atada a la tradición; esto incluye el relato de los añ...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Miguel Ángel Lozano

Febrero de 2007
Edición No.76

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

Nuestro Archivo

1 de 4

Incesante dembow


Por Christopher Tibble Lloreda


Publicado en la edición

No. 210



No hay frontera que detenga el boom-chi-boom-chick del reguetón. Ni siquiera las montañas antioqueñas, en donde el género urbano se metió –des-pa-cito– p [...]

Maestro desatado


Por Fernando Olea


Publicado en la edición

No. 208



La caricatura de junio [...]

Uno nunca sabe de qué color amanecerá el duelo


Por Javier Ortiz Cassiani


Publicado en la edición

No. 212



Un hombre mira la foto de la primera comunión de su hermano muerto, recuerda a Séneca y se pregunta cómo haría él para alegrarse en medio del dolor. [...]

El festival internacional de cine sin Cartagena


Por Teresita Goyeneche


Publicado en la edición

No. 203



¿Por qué uno de los eventos cinematográficos más longevos e importantes de Latinoamérica no promueve el trabajo de realizadores de Cartagena, la ciudad que le sirve [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores