Google+
El Malpensante

Artículo

Discurso del Nobel

s

Sus Majestades, Vuestra Alteza Real, Honorables Miembros del Comité Nobel Noruego, excelencias, damas y caballeros:

El Banco Grameen y yo nos sentimos profundamente honrados al recibir éste, el más prestigioso de los galardones. El honor nos emociona y sobrecoge. Desde que se anunció el Premio Nobel de la Paz he recibido un sinnúmero de mensajes del mundo entero, pero lo que más me conmueve son las llamadas que recibo casi a diario desde los más apartados pueblos en Bangla-desh de parte de los deudores del Banco Grameen que simplemente me quieren contar lo orgullosos que se sienten de haber recibido este reconocimiento.
 
Nueve representantes elegidos entre los 7 millones de deudores y/o dueños del Banco Grameen me han acompañado hasta Oslo para recibir el premio. Quiero expresar las gracias en nombre de ellos al Comité Nobel Noruego por haber escogido al Banco Grameen como destinatario del Nobel de la Paz de este año. Al otorgarle a su institución el más prestigioso de todos los premios del mundo, les están a su vez rindiendo un honor sin parangón. Gracias a su premio, nueve orgullosas mujeres de las aldeas de Bangladesh asisten hoy a la ceremonia en calidad de galardonadas del Nobel, dándole así un significado completamente nuevo al Premio Nobel de la Paz. Se trata de un momento histórico para todas ellas.
 
 
La pobreza es una amenaza para la paz
 
Al otorgarnos este premio, el Comité Nobel Noruego ha dado un importante respaldo a la proposición de que la paz está inextricablemente ligada a la pobreza. La pobreza es una amenaza para la paz.
 
La distribución del ingreso en el mundo nos cuenta una historia muy elocuente. El 40% de la población mundial recibe el 94% de los ingresos totales, mientras que el 60% de la gente vive con sólo el 6% restante. La mitad de la población mundial sobrevive con apenas dos dólares diarios. Más de mil millones de personas lo hacen con menos de un dólar diario. Ésta no puede ser una fórmula para la paz.
 
El nuevo milenio empezó con un grandioso sueño global. Los líderes del mundo se reunieron en las Naciones Unidas en 2000 y asumieron, entre otras cosas, la meta histórica de reducir a la mitad la pobreza global para 2015. Jamás en la historia humana el mundo entero había adoptado al un&i...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Juan Manuel Pombo

Febrero de 2007
Edición No.76

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

Nuestro Archivo

1 de 4

Torpedos


Por


Publicado en la edición

No. 204



. [...]

Ruvén Afanador, vintage 2019


Por Andrés Hoyos


Publicado en la edición

No. 209



. [...]

La mamá del escritor


Por Santiago Gallego Franco


Publicado en la edición

No. 207



¿Quién fue Thelma Toole, a quien le debemos que La conjura de los necios, un clásico contemporáneo, haya visto la luz? [...]

Esto no es una manzana


Por Claudia Steiner


Publicado en la edición

No. 206



¿De qué manera la gran industria cambió nuestra vieja relación con los alimentos y los actos sociales de cocinar y sentarse a una mesa? [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores