Google+
El Malpensante

Poesía

Wislawa Szymborska, la gran dama de la poesía europea

s

Wislawa Szymborska, la poeta polaca nacida en 1923 y galardonada con el premio Nobel en 1996, es considerada como una de las mayores voces de la poesía contemporánea. Su breve obra, compuesta de no más de diez títulos entre poesía y prosa, se ha convertido en un espejo a la vez irónico y puntual de la procelosa época que le ha tocado vivir. Lo ha logrado a fuerza de hacer de su poesía el lugar de un insólito intercambio de preguntas y respuestas al que se ha entregado desde 1956, cuando los poetas polacos descubrieron, casi masivamente, que podían responder de forma amplia a las preguntas prohibidas por la política, o enmascaradas por la estulticia ideológica. En Szymborska esto dio origen a un interrogar en clave poética, más cercano como en Pascal a las razones del corazón que a las de la razón, lo cual no significa que desde entonces se halle de espaldas al saber, ya que no a la filosofía de su época, sino todo lo contrario; éste es la piedra de toque de su poesía. En este sentido se adaptaba bien al tipo de poesía humana y humanista que Baudelaire definiera como aquel que camina fraternalmente entre la ciencia y la filosofía, lo cual se corresponde bien con las características de una obra “humana” hasta la saciedad aunque temerosa —y con razón— del “humanismo” que, desde fecha muy temprana, la autora sustituyó por una especie de culto por la ciencia. Pues es a través de la ciencia, por más extraño que parezca, como la poeta se acerca al objeto hombre, haciendo de él el sujeto principal de su poesía.

De forma muy reveladora, en 1996, en su discurso de recepción del Nobel citó, no a los escritores polacos que la antecedieron, sino a su compatriota la investigadora científica María Sklodowska Curie, galardonada dos veces con él. La elogió por una razón poética que a ella misma le era sumamente cara: por haberse dicho “no sé” (punto de partida socrático, premisa de la mayéutica). ¿Pues no fue ésa la manera como ella misma cruzó el puente entre ciencia y poesía, convirtiendo las respuestas de una en preguntas de la otra, y asumiendo el interrogar mismo como fundamento de su poética? De ahí proviene lo más esencial de su olfato literario, ese sexto sentido que hace de sus hallazgos verbales algo derivado del sentido de la “ocurrencia” del que habla Gadamer (la pregunta que irrumpe espontánea en contra de una opinión general establecid...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Ricardo Cano Gaviria

(Medellín, 1946), novelista y ensayista. Ha publicado El buitre y el ave Fénix, Conversaciones con Mario Vargas Llosa y la novela epistolar Una leccion de abismo.

Febrero de 2007
Edición No.76

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

Nuestro Archivo

1 de 4

Proteger o momificar el vallenato


Por Rodolfo Quintero Romero


Publicado en la edición

No. 205



Puede que su relación de amor con el reguetón y otros ritmos, que asusta a los folcloristas más tradicionales, sea lo que mantenga vivo el vallenato y evite que se ahogue en el fo [...]

15 metros


Por Eliana Hernández


Publicado en la edición

No. 210



Un poema submarino. [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Peripecia lumbar


Por Mariann Estefanía Soto


Publicado en la edición

No. 213



Los giros dramáticos de una columna vertebral y la tragedia que le hacen sobrellevar a su propietaria. [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores