Google+
El Malpensante

Entrevistas

La inmortalidad del bolero

Juan Martín Fierro entrevista a Pablo Milanés

Para muchos, el nombre de Pablo Milanés resulta inseparable de la canción social y la nueva trova. Menos conocida es su faceta dedicada al bolero, de la cual han resultado seis álbumes en casi tres décadas. En esta conversación, el cantante cubano recorre su larga y muy personal relación con ese género.  

© Archivo personal de Pablo Milanés

 

 

 

 

Hace cincuenta años, Pablo Milanés puso fin a su romance con el bolero filin y compuso “Mis 22 años”, que en opinión de los especialistas es la canción semilla de la Nueva Trova, el género en el que ha cosechado la mayor parte de su gloria. Confieso que nunca simpaticé mucho con esa corriente de la música cubana, pero cuando escuché a Milanés cantando boleros ocurrió todo lo contrario. No volví a soltarlo. De hecho, fueron sus álbumes dedicados al bolero –la antología Filin de seis volúmenes grabados entre 1981 y 2008– los que despertaron mi curiosidad hacia el resto de su música.

En la extensa discografía de Milanés hay un constante interés por rescatar canciones y compositores olvidados, casi siempre en contravía del mercado, o a veces anticipándose a él, como sucedió con la antología Años, en la que participaron viejas glorias como Luis Peña, Cotán el Albino y Máximo Francisco Repilado, más conocido como Compay Segundo, cantando joyas de la música tradicional cubana como “Reclamo místico”, “Veinte años” y “Chan Chan”. Todo esto ocurrió mucho antes de que Ry Cooder hiciera explotar el fenómeno mundial del Buena Vista Social Club. Hoy, con 72 años recién cumplidos, Pablo Milanés aceptó esta entrevista para hablar de sus inicios en el filin, y de paso, de cómo se iba gestando en él, a comienzos de los sesenta, el deseo de volar alto, muy alto, hacia la Nueva Canción.

 

 ¿Cómo surge tu temprano interés por el bolero y en especial por el filin, su versión más libre y refinada?

Yo llegué a La Habana con seis años, en 1949, y venía de una provincia donde la influencia de la música mexicana era muy fuerte. Te hablo de esa música mexicana folclórica, esos corridos y rancheras que se escuchaban en toda América Latina. Mi debut en un programa aficionado fue cantando una canción mexicana, ...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Juan Martín Fierro

(Bogotá, 1972). Dirige la revista "Ámbito judídico" y es autor, entre otros libros de "El ángel de pasacaballos".

Julio de 2015
Edición No.165

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

El gran gordo de Pésaro


Por Laura Galindo M.


Publicado en la edición

No. 206



El afamado compositor Gioachino Rossini abandonó la ópera para consagrarse a su mayor pasión: la gula. Su dedicación produjo varios nuevos platos y más de un dolor d [...]

Objeción literaria


Por Lina Céspedes


Publicado en la edición

No. 207



El testimonio de una abogada que se declara impedida para escribir textos que no sean correos electrónicos o conceptos jurídicos.  [...]

Catalina, por Dios


Por Roberto Palacio


Publicado en la edición

No. 210



Un hombre cisgénero y heteronormativo es invitado a presentar el libro sobre feminismo de una popular autora colombiana. En el proceso surge, como una chispa incendiaria, la palabra “fund [...]

Reina, esclava o mujer


Por Fernanda Melchor


Publicado en la edición

No. 202



Seis años después de ser nombrada soberana del Carnaval de Veracruz, Evangelina Tejera es acusada de asesinar a sus dos hijos. Los hechos que horrorizaron al puerto, y que originaron un [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores