Google+
El Malpensante

Artículo

Victor Frankenstein y su ___________

Después de múltiples adaptaciones, injertos y choques eléctricos, la criatura del doctor Frankenstein cumple doscientos años. Un groupie irredento de este personaje nos transporta a los lúgubres salones en que fue concebido por Mary Shelley, y luego nos presenta los muchos rostros que la literatura, el teatro y el cine le han dado. Algunas de esas versiones, en formato cortometraje, serán proyectadas durante la próxima edición de Bogoshorts.

© Ilustraciones de Álvaro Tapia Hidalgo

París, septiembre de 1811: la novelista Fanny Burney se somete a la mastectomía que le practica sin anestesia el cirujano Dominique-Jean Larrey. Aunque su rostro está cubierto por una tela, la señora Burney ve a través del material traslúcido cómo su piel es cortada. Sufre un dolor insoportable. Sus gritos son desgarradores. En una carta que le escribió después a su hermana, soportando la jaqueca que le producía el recuerdo de la operación, describe cómo se hundía el “terrible metal” que rasgó sus venas, sus arterias, la carne y los nervios. Sorprendentemente, la cirugía fue un éxito y madame Burney vivió otros veinte años.

El historiador inglés Richard Holmes recuerda en The Age of Wonder (HarperPress, 2008) la intervención quirúrgica y la condecoración que se otorgó al doctor Larrey por su trabajo durante las guerras napoleónicas, un año después de operar a Burney, cuando la sangrienta invasión a Rusia por parte de los franceses en Borodinó supuso que el doctor realizara de forma vertiginosa doscientas amputaciones en veinticuatro horas.

“Sin embargo, el colapso de la economía en Francia durante la guerra y las abrumadoras exigencias de los veteranos y mutilés de guerre a los servicios médicos del país fueron un obstáculo para su desarrollo científico”, escribe Holmes. “Al contrario de los hospitales universitarios de Londres y Edimburgo, que empezaron a tener prestigio internacional”.

Un prestigio basado en las investigaciones de los científicos británicos que en los siglos XVIII y XIX se interesaron por la electricidad como fuente de energía para crear estímulos vitales en el cuerpo humano.

En 1807, el filósofo William Godwin, animado por su segunda esposa, Mary Jane Clairmont, abrió en la calle Skinner de Londres la Librería Juvenil, donde también se editaban libros infantiles. La primera mujer de Godwin, la feminista Mary Wollstonecraft, había muerto en septiembre de 1797, poco después de dar a luz a una niña que llamarían también Mary. La juventud de la autora de Frankenstein estaría marcada por la profun...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Hugo Chaparro Valderrama

Es director de los Laboratorios Frankestein, donde dedica sus días a la escritura poética, narrativa y ensayística, en especial sobre cine, música y literatura.

Diciembre 2016
Edición No.181

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

El Sudao de Piangua de Maria Daicy Cáceres


Por


Publicado en la edición

No. 206



Para 4-8 personas, según el apetito de los comensales [...]

Mataron al poeta


Por Magnus Boding Hansen


Publicado en la edición

No. 213



El 23 de enero, Luigi Ovalles, de 24 años, fue alcanzado por un disparo durante una manifestación contra el régimen de Nicolás Maduro. Tras la pista de un poeta talentoso y [...]

Bitácora


Por Danielle Lafaurie


Publicado en la edición

No. 209



Un recorrido por los parajes que visitó Ruven Afanador mientras tomaba las fotos que componen este especial. [...]

La helada


Por Claudia Masin


Publicado en la edición

No. 211



Primer poema tempestuoso. [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores