Google+
El Malpensante

Política

La incapacidad para el diálogo. Miley Cyrus contra Gadamer y Noelle-Neumann

Tres tristes textos sobre Trump

El tema es inquietante e inagotable; el personaje,  preocupante para muchos sectores. Ahora que ha comenzado la cuenta regresiva para que Trump ocupe la Casa Blanca, las preguntas están a la orden del día. Estos tres autores se detienen en sus electores y asesores, círculos concéntricos que tienen como eje ese punto naranja.

“Dados los resultados, tal vez en realidad soy diferente [a la mayoría]. Tal vez la gente que me rodea piensa con mente abierta y brazos abiertos como yo lo hago [pero ya veo que no somos la mayoría]”. Los corchetes, obviamente, son míos, para facilitar la comprensión de lo que está implícito. La frase corrió rápidamente por redes sociales el día que todos nos atoramos con Trump en el desayuno. A mí me llegó, mal subtitulada, a través de una de estas agencias especializadas en viralizar videos, no recuerdo si PlayGround o AJ+, que se están convirtiendo en las performadoras de la realidad y de nuestro acercamiento afectivo hacia ella. Quien lo decía entre lágrimas era la cantante Miley Cyrus, pero podría haber sido cualquier jefe único de partido de cualquier momento histórico ante una crisis.

No, querida, no estás rodeada de gente como tú. Nadie lo está. No eres la única mujer que se considera libre. No eres la única que se considera open mind. No estamos rodeados de clones. El mundo no está poblado de espejos que confirman mis gustos, mis opciones políticas y mis intereses, por más que Facebook nos construya esa ilusión todos los días en sus “noticias”. Y estos muros virtuales nos han terminado por encerrar, tanto a nosotros como individuos, como a quienes les confiamos la labor de ordenar los hechos que pasan más allá de nuestras narices. ¿Qué pasó en las votaciones por el Brexit? ¿Qué pasó en el referéndum colombiano por el acuerdo de paz? ¿Qué pasó en las elecciones en las cuales todo el mundo –republicanos de renombre incluidos– apoyaba a Hillary? Si nos dejamos llevar por las páginas de los periódicos y su interpretación derrotista de todas estas mayorías parecería que el mundo está plagado de idiotas. Los medios se convirtieron en Miley Cyrus y muchos se rehúsan, como en la caverna platónica, a hacer el esfuerzo de quitarse los grilletes para dejar de mirar una pared llena de sombras.

Una de las superestrellas del estudio de la opinión pública, Elisabeth Noelle-Neumann, sostiene que las personas tenemos un sexto sentido para detectar el clima de opinión pública que nos rodea. La llama “nuestra piel social” y, aunque sirve para cohesionar un grupo alrededor de ideas comunes, también puede llevarnos, por miedo al aislamiento, a no exteriorizar lo que de verdad pensamos. Esta es la espiral del si...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Andrés Cárdenas Matute

Diciembre 2016
Edición No.181

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Volver a casa


Por Karim Ganem Maloof


Publicado en la edición

No. 214



. [...]

Fe de erratas


Por El Malpensante


Publicado en la edición

No. 210



. [...]

Historias en público


Por El Malpensante


Publicado en la edición

No. 211



. [...]

Gastronomía isleña


Por René Rebetez


Publicado en la edición

No. 214



Recetario de un hombre que cocinaba tan sabroso como escribía y que, como una especie de testamento, nos dejó anotadas en un libro las tradiciones culinarias del archipiélago que [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores