Google+
El Malpensante

Política

Tiempos de negación

Tres tristes textos sobre Trump

Traducción del inglés de Patricia Torres

El tema es inquietante e inagotable; el personaje,  preocupante para muchos sectores. Ahora que ha comenzado la cuenta regresiva para que Trump ocupe la Casa Blanca, las preguntas están a la orden del día. Estos tres autores se detienen en sus electores y asesores, círculos concéntricos que tienen como eje ese punto naranja.

 

Es domingo por la tarde en una ciudad de provincia francesa. Dos hombres se encuentran en un café. Uno de ellos, Berenger, está medio borracho y recibe un regaño de su compañero Juan. De repente oyen un gran alboroto. Cuando ellos y otros parroquianos estiran el cuello para ver qué está pasando, ven un animal enorme que galopa por una de las calles, aplastándolo todo y resoplando. ¡Un rinoceronte! Poco después aparece otro. La gente está alarmada. Esto es intolerable. Hay que hacer algo. Lo que empiezan a hacer es a discutir acaloradamente acerca de si el segundo rinoceronte era el mismo que pasó la primera vez o era otro, y luego siguen debatiendo si los rinocerontes son africanos o asiáticos.

Las cosas se vuelven más perturbadoras en el siguiente acto. (Se trata de una obra de teatro: Rinoceronte, escrita por Eugène Ionesco.) El hecho de haber visto al rinoceronte sigue siendo tema de una interminable disputa. Luego, uno por uno, varios parroquianos empiezan a transformarse en rinocerontes. Su piel se endurece, sobre su nariz crecen protuberancias que se convierten en cuernos. Juan fue uno de los que se escandalizaron al ver los primeros dos rinocerontes, pero él también se transforma en rinoceronte. En medio del proceso de su metamorfosis, Berenger le dice: “Debes admitir que tenemos una filosofía que los animales no comparten, y un conjunto de valores irremplazables construido a lo largo de siglos de civilización humana”. Juan, que ya es más rinoceronte que hombre, responde: “¡Cuando hayamos demolido todo eso, estaremos mucho mejor!”.

Es una epidemia de “rinocerontitis”. Casi todo el mundo sucumbe: aquellos que admiran la fuerza bruta de los rinocerontes, aquellos que nunca creyeron en la aparición de los rinocerontes, aquellos que se escandalizaron al comienzo. Un personaje, Dudard, declara: “Si van a criticar, lo mejor es hacerlo desde dentro”. Así que voluntariamente se somete a la metamorfosis y ya no puede dar marcha atrás. Los últimos en oponerse a esta capitulación masiva son Berenger y Daisy, su compañera de trabajo.

Eugène Ionesco era francorrumano. Escribió Rinoceronte en 1958, como respuesta a los movimientos totalitarios de Europa, pero la influencia más específica fue su experiencia del fascismo en Rumania en los años treinta. Ionesco quería saber por qué tanta gente se rindió a esas ideologías venenosas. ¿Cómo fue que tantos llegaron a una de las formas en que trató de abordar el...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Teju Cole

Ha publicado dos obras de ficción: Open City y Every Day is for the Thief

Diciembre 2016
Edición No.181

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Yo no maté a Rubén Blades


Por Daniel Centeno Maldonado


Publicado en la edición

No. 204



Perfil del abogado, ministro y cazador de zombis que revolucionó la salsa. [...]

Monopolio


Por Nicolás Rodríguez Sanabria


Publicado en la edición

No. 207



Ruedan los dados, amigos y familiares avanzan en las casillas del tablero en pos de la riqueza individual. Ignoran que su pasatiempo surgió como una herramienta pedagógica para explicar [...]

Homo Téllez


Por Anónimo


Publicado en la edición

No. 213



Una carta dirigida a uno de nuestros autores. [...]

Esa música del diablo


Por Lina Alonso


Publicado en la edición

No. 205



Dele vuelta a su crucifijo más cercano y prepárase para asistir a ese cruce de caminos entre el Mississippi y el Magdalena, donde se encuentran el blues y el vallenato. [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores