Google+
El Malpensante

Perfil

Mujer perdida con abrigo

Judith Thurman de perfil

Desde los años setenta, se ha convertido en una reconocida firma asociada con la moda y el estilo. Sin embargo, una lectura más amplia y cuidadosa revela las múltiples facetas de la escritura de Judith Thurman: un ejercicio de precisión y justicia con los alcances trascendentales de la belleza. 

© Ilustración Hugo Gonzáles

 

Envuelta en prendas oscuras pero ligeras, Judith Thurman sortea el calor de uno de los salones del Jardín Botánico de Medellín. Una audiencia conformada por periodistas, fashionistas, académicas y estudiantes, inscritas en el taller “Mujeres perdidas, otras mujeres”, la escucha hablar sobre su primer encuentro con Cien años de soledad, muchos años antes de esta visita a Colombia en la que está parada frente a un “pelotón de amistad”.

A lo largo de más de doscientas piezas periodísticas, Judith Thurman ha reivindicado la moda como un fenómeno cultural ineludible, como un lenguaje propio que se construye a partir de sedas, organzas y colores. Su trabajo ha consistido en asumir con rigor un tema marginado en los círculos académicos y editoriales por ser considerado banal, de forma, de adorno. Tal vez es justo esa aparente ligereza de la moda lo que la hace ideal para enriquecer la visión de una época desde lo cotidiano. Para partir de algo material, concreto, y facilitar la comprensión de terrenos no siempre tangibles, como el de lo político.

Esto se hace evidente en su rica producción, publicada principalmente en el New Yorker, y en las páginas de La nariz de Cleopatra (2007), lectura obligada para quienes están interesados en la moda. Este libro ofrece perfiles de personajes como Giorgio Armani, Richard Avedon, Bill Blass, Jacqueline Kennedy, Marina Abramovic y Teresa Heinz Kerry. Diseñadores, personalidades y artistas que demuestran cómo la indumentaria representa y configura la identidad.

Después de su presentación, dos asistentes al taller y lectoras de sus textos abordamos a Thurman a las afueras del auditorio. Tras unas gafas oscuras con las que cubre una cicatriz en su ojo, y lejos del enjambre de entusiastas que quieren una foto o un consejo, nos habla sobre su vida, su relación con la moda, el periodismo y la feminidad. “Creo que la moda es un asunto raro&r...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Helena Calle y Adela Cardona

Febrero de 2017
Edición No.182

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

La biblioteca de Mabel


Por Fernando Sorrentino


Publicado en la edición

No. 213



. [...]

El vallenato se tomará el mundo


Por Consuelo Araújo Noguera


Publicado en la edición

No. 205



La reputada crítica Marta Traba lanzó dardos contra el género que la Cacica amaba, y esta se le midió a la pulla con una mordaz y cómica respuesta. [...]

Los haluros de plata en el archipiélago


Por Hazel Robinson


Publicado en la edición

No. 214



Fotografías de Philip Phillips. Curaduría de El Malpensante.   Historia del primer fotógrafo que retrató los rostros, la arquitectura y los paisajes locales, dejand [...]

El gran gordo de Pésaro


Por Laura Galindo M.


Publicado en la edición

No. 206



El afamado compositor Gioachino Rossini abandonó la ópera para consagrarse a su mayor pasión: la gula. Su dedicación produjo varios nuevos platos y más de un dolor d [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores