Google+
El Malpensante

Artículo

San Judas Piloto

A veces el arduo trabajo de un guionista termina en la papelera, pero detrás de la no historia suele haber una historia. Esta es sobre el intento de platanizar Grey’s Anatomy.

Ilustración de Natalia Ospina

 

El primer caso fue un ataque de priapismo.

Una pareja de amantes llegó un día, muy temprano en la mañana, a la sala de urgencias de un hospital público en Corozal, Sucre.

En el puesto de triaje, la chica explicó, sin pestañear, que el hombre experimentaba una erección ininterrumpida desde hacía unas siete horas.

La chica era la única que hablaba; el hombre, algo mayor que ella, permaneció todo el tiempo callado. Ella dijo que, según su acompañante, el trastorno era ya muy doloroso. La enfermera que llenaba el protocolo de ingreso quiso ver el miembro afectado.

El hombre, un camionero de Montería, Córdoba, se bajó los pantalones, muy adolorido y con una especie de ufano pudor, como soterradamente orgulloso de que hubiese sido una erección colosal e incoercible lo que lo trajo al hospital. La enfermera se alarmó: la vena dorsal del pene parecía a punto de hacer estallar la piel, y el miembro, ya muy tumefacto, comenzaba a encorvarse.

Al tacto, el dolor en el glande remontó un crescendo que hizo aullar al paciente. La enfermera llamó a la médica de guardia que quiso saber si el hombre había tomado Viagra o algún medicamento parecido.

El hombre dijo entre dientes que él no necesitaba Viagra, pero admitió que pocas horas atrás, mientras andaba divirtiéndose con su chica, había tomado un bebedizo afrodisíaco casero llamado “rompecolchón” por sus fabricantes. Le administraron vía endovenosa un poderoso anticoagulante y lo dejaron en observación. La consternada joven debió esperarlo fuera, sentada en una silla de plástico a las puertas del hospital. La médica de guardia ordenó que se aprestase todo para una ablación del pene por si este no se descongestionaba y llegaba a gangrenarse.

Así comenzaba el primer episodio de San Judas Piloto, mi versión para Hispanoamérica de Grey’s Anatomy (2005-2017), la serie de tema hospitalario distribuida por Walt Disney Studios Home Entertainment. La secuencia en el puesto de triaje duraba menos de dos minutos y debía obrar como cebo –“teaser”, llama a esto la gente del negocio– de un episodio de 44 minutos.

Desarrollé esa versión de la serie en Bogotá...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Ibsen Martínez

Tiene una columna semanal en El País de España. Su última novela es "Simpatía por King Kong".

Diciembre de 2017
Edición No.192

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

La biblioteca de Mabel


Por Fernando Sorrentino


Publicado en la edición

No. 213



. [...]

Palíndromos gastronómicos


Por Juan David Giraldo


Publicado en la edición

No. 206



. [...]

El mito del delfín rosado y la mujer tikuna


Por Andrés Cardona Cruz


Publicado en la edición

No. 211



El delfín rosado del Amazonas lucha por sobrevivir a la extinción. Para esa lucha, según los tikuna, esta especie de río cuenta con poderes míticos: una mente m&aacu [...]

Café instantáneo


Por


Publicado en la edición

No. 204



Por Cigarra Entinta y Karim Ganem [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores