Google+
El Malpensante

Entrevistas

Todo lo que siempre quiso saber sobre TV pero nunca se atrevió a preguntar

Entrevista a Juana Uribe

Un director, una productora, un libretista y un crítico, cuatro pesos pesados de la industria en Colombia, hablan de los retos que enfrenta la caja boba (y de los que no) ante el reciente auge de la televisión por demanda. ¡Que comience el debate!

Ilustración de Juan Gaviria

 

Juana Uribe (Bogotá). Escritora de cine y televisión del Centro Studi Comunicazioni de Roma. A lo largo de su vida profesional ha sido escritora, productora y ejecutiva. Fue gerente creativa y de producción de CENPRO, vicepresidenta creativa de RCN Televisión, y actualmente es vicepresidenta de canales de Caracol Televisión. Entre sus creaciones y producciones se destacan: De pies a cabeza, La baby sister, El inútil, La niña y Escobar, el patrón del mal. Hoy por hoy escribe Bolívar. Es socia de Producciones ENMENTE. 

 

Más carne en la sopa

¿Que la televisión por demanda nos va a obligar a cambiar? No. Nosotros arrancamos a cambiar desde antes, cuando decidimos hacer series más cortas, usar óptica de cine y cámaras sueltas para grabar. Antes se grababa a tres cámaras conectadas, lo que implicaba que el mundo dramático y formal fuera de 180 grados, casi teatral. Ahora, como en el cine, las cámaras se liberan y la misma escena se graba desde varios ángulos: el mundo adquiere 360 grados con una gran resolución y con personajes más complejos. En nuestro país esto comenzó con un spin-off de La mujer del presidente, una serie muy corta, y luego con Escobar, el patrón del mal. Esto le permitió a la serie ser adquirida por Netflix, viajar por todo el mundo y mostrar que tenía temática universal y de gran interés. Luego hicieron Narcos. Sí, no dudo que Netflix se inspiró en nuestro Escobar. Hay que darle reconocimiento a la televisión colombiana, cuyas producciones son más audaces que las de la mayoría de países latinoamericanos.

La televisión abierta de los gringos también ha venido cambiando desde hace mucho tiempo. Sus programas solían tener capítulos semanales con historias que quedaban cerradas y seguían la típica estructura policial: surgía un caso, se resolvía y pare de contar. Por ello, podían emitirse en desorden, ya que los personajes eran estables y no cambiaban. Esto dio paso a las historias cuyos casos evolucionaban más que los personajes, como en ER o La ley y el orden; a estructuras como la de Grey’s Anatomy, en las que los casos m&ea...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

El Malpensante

Diciembre de 2017
Edición No.192

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

El arte de ser Ludwig Bemelmans


Por Gabriela Alemán


Publicado en la edición

No. 212



Madeline lleva ocho décadas como la niña de enorme lazo en el pelo y vestido azul. Su creador, sin embargo, no es tan conocido a pesar de que su vida también parece la historia de [...]

Esto no es una manzana


Por Claudia Steiner


Publicado en la edición

No. 206



¿De qué manera la gran industria cambió nuestra vieja relación con los alimentos y los actos sociales de cocinar y sentarse a una mesa? [...]

¿Por qué no le dieron el Oscar al Pájaro Loco?


Por Juan Carlos Garay


Publicado en la edición

No. 215



Muchos nos hemos divertido y exasperado con la inconfundible risa de este pájaro que por años taladró con insistencia hasta meterse en la cabeza del público –y en vi& [...]

Sola-mente


Por Vanessa Rosales Altamar


Publicado en la edición

No. 217



La historia del arte es también la historia del patronazgo masculino. Aquí una defensa de la soledad para la mujer creadora: el verdor que brota dentro de su habitación propia y f [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores