Google+
El Malpensante

Entrevistas

Todo lo que siempre quiso saber sobre TV pero nunca se atrevió a preguntar

Entrevista a Omar Rincón


Un director, una productora, un libretista y un crítico, cuatro pesos pesados de la industria en Colombia, hablan de los retos que enfrenta la caja boba (y de los que no) ante el reciente auge de la televisión por demanda. ¡Que comience el debate!

Ilustración de Juan Gaviria

 

Omar Rincón (Maripí, Boyacá, 1961). Ensayista y crítico de televisión. Columnista de El Tiempo, candidato a doctor en ciencias humanas y sociales de la Universidad Nacional de Colombia. Es profesor asociado y director del Centro de Estudios en Periodismo (CEPER) de la Universidad de los Andes, y consultor en comunicación para América Latina de la Fundación Friedrich Ebert de Alemania. Profesor invitado en Argentina, Chile y España, entre otros países.

 

El ecosistema de las pantallas

Es un ritual sencillo. Llegas a casa, dejas el cerebro en la mesa de noche, prendes la televisión y entras en modo de descanso por una o dos horas. (Incluso los hipsters que desprecian el aparato lo hacen, ¡solo que ellos ven fútbol en lugar de melodramas!) La televisión abierta seguirá existiendo de por vida porque responde a una necesidad que las otras pantallas no suplen: la relajación. Hace décadas hubo un camino truncado para la televisión porque los programadores pensaron que debía ser educativa y cultural. Es cultural y educativa como fenómeno, pero no porque exhiba manifestaciones folclóricas ni porque pretenda instruir. Su gran valor ha sido el entretenimiento y para la audiencia popular no hay nada mejor que eso.

En ese sentido, la televisión abierta nacional no está en decadencia frente a la televisión por demanda. Coexisten, pese a la multitud de esnobs en los medios que anuncian su muerte y proclaman la victoria de Netflix, diciendo que esta o aquella serie de la plataforma fue un éxito. Yo no me creo ese cuento, a mí que me lo demuestren con números. Las únicas pruebas que tenemos a la mano son que esa empresa produzca más temporadas de sus series y la velocidad con que lo haga. Por ejemplo, Netflix asegura que Narcos fue exitosa; tal vez en España, porque allá creen que América Latina es como la pintan en ese programa. Pero lo concreto es que se demoraron mucho en hacer la segunda y la tercera temporada. House of Cards sí que fue exitosa: tres temporadas rapidísimo. La cuarta fracasó porque, ¿para qué ver House of Cards si en la vida real tenemos a Trump, que es má...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

El Malpensante

Diciembre de 2017
Edición No.192

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

La mamá del escritor


Por Santiago Gallego Franco


Publicado en la edición

No. 207



¿Quién fue Thelma Toole, a quien le debemos que La conjura de los necios, un clásico contemporáneo, haya visto la luz? [...]

Recetas de salvación


Por Wendy Guerra


Publicado en la edición

No. 206



La chef más querida de la televisión cubana enseñaba a convertir el agua en aceite y las frutas en bistecs, apoyándose en el ingrediente secreto del buen cocinero: la imagi [...]

Artesanos culinarios


Por Julián Estrada


Publicado en la edición

No. 206



En Colombia, se libra una batalla para que el Estado auspicie las preparaciones y técnicas criollas que nos distinguen, en lugar de prohibirlas por no cumplir con dudosos estándares de c [...]

Clubland


Por Ignacio Peyró


Publicado en la edición

No. 206



Un prosélito español disecciona los méritos culinarios de la conservadora cocina de los clubes ingleses, casas lejos de casa, y las comodidades palaciegas que otorga su membres&ia [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores