Google+
El Malpensante

Política

Después de Trump

Traducción de Santiago Villalba y Viviana Castiblanco

Por estos días se celebra el primer aniversario del grotesco Donald Trump como presidente de los Estados Unidos. ¿Cómo es que llegó y por qué aún no se ha ido?  Rich, el célebre analista responde: entendimos todo mal. El trumpismo precede por mucho a su homónimo y sobrevivirá, tal vez incluso con mejor salud, después de él.

Ilustración de Roger Ycaza

Para muchos estadounidenses, si no la mayoría, el único placer que genera la presidencia de Donald Trump es imaginar su prematura expulsión de la Casa Blanca, vía destitución o Enmienda 25, elijan su veneno. En mi escenario ideal, ubico a Trump en el cronograma de dimisión de Richard Nixon por el escándalo de Watergate, huyendo al fastuoso resort Mar-a-Lago en este mes de agosto, mientras los sabuesos federales lo acorralan a él, a su hijo o a su yerno (o a los tres), y el régimen colaboracionista de su partido en el Congreso finalmente se amotina para enfrentar lo que bien podría ser una apocalíptica jornada electoral en 2018.

Se dice que, en privado, Steve Bannon le dio a Trump apenas un 30% de posibilidades de terminar el mandato, incluso antes de que el director del FNI, Robert Mueller, lanzara sus primeras acusaciones (Bannon negó haber dicho esto). Existen, además, nuevos indicios de que la fecha de vencimiento de Trump se acerca, desde la contundente victoria demócrata en Virginia y Nueva Jersey, el 7 de noviembre de 2017, hasta el épico fracaso del Congreso dominado por los republicanos para lograr cualquier cosa. Pero todavía no es hora de celebrar. Una vez se vaya Trump –cuando y como sea que lo haga–, ¿qué sigue? El liberalismo tiene un punto ciego persistente: subestima la capacidad de restauración del trumpismo que, si la historia sirve de guía, podrá sobrevivir fácilmente a la ruptura del Partido Republicano y a la implosión de la presidencia Trump. Ya sea que este permanezca en el cargo otras tres semanas, tres años o siete años, nuestros problemas no acabarán cuando se haya ido. Más bien, pueden empeorar. Y con “empeorar” no me refiero a la llegada de Mike Pence, herramienta de los hermanos Koch a la que tanto temen los liberales porque podría doblegar a los Estados Unidos con mayor eficiencia que su jefe; si, tras el colapso de Trump, Pence ascendiera a la Presidencia sin ser elegido, brotarían aún más escándalos: los republicanos del Congreso lucharían por su vida política, la economía se estremecería y Washington caería por defecto en un falso bipartidismo, según el cual “nuestra-larga-pesadilla-nacional” se pospone hasta las siguientes elecciones. A di...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Frank Rich

Es un antiguo y destacado columnista del New York Times.

Febrero de 2018
Edición No.193

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Anancy en la literatura oral afrodescendiente


Por Quince Duncan


Publicado en la edición

No. 214



Cuentos en versiones de Fabio Eusse   Para corregir a los niños traviesos, en la isla tienen a una araña mucho más astuta y truculenta que el Coco. Mitos y leyendas isle&nt [...]

Un lanzamiento de otro mundo


Por Timothy Ferris


Publicado en la edición

No. 220



Las famosas sondas espaciales lanzadas en 1977 son como palomas mensajeras. En su pico llevan un mensaje para los extraterrestres: en este planeta somos seres vivos que se alimentan, se reproducen y e [...]

Incesante dembow


Por Christopher Tibble Lloreda


Publicado en la edición

No. 210



No hay frontera que detenga el boom-chi-boom-chick del reguetón. Ni siquiera las montañas antioqueñas, en donde el género urbano se metió –des-pa-cito– p [...]

Monos, la oscuridad fotogénica


Por Jacobo Cardona Echeverri


Publicado en la edición

No. 211



La película de Alejandro Landes entiende la violencia como un impulso que viene de la nada. Sin embargo, se pregunta el autor de este texto, ¿habrá algo más racional que la [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores