Google+
El Malpensante

Reseñas

Un delirio latinoamericano de orfandad

Zama de Lucrecia Martel

Cerramos el cubrimiento #FicciMalpensante con broche de oro. Nuestra colaboradora y becaria de la FNPI, Teresita Goyeneche, escribe sobre Zama, de la directora argentina Lucrecia Martel, con quien tuvo la oportunidad de conversar.

Las chicharras de la selva se ensañan con los oídos de los espectadores. Tal vez hablan entre ellas y nosotros no las entendemos. Es finales del siglo XVIII, la vegetación es tupida, las nuevas ciudades de este continente apenas empiezan a construirse, las lenguas y los acentos son abundantes. Lucrecia Martel presenta en Zama, su nueva película, una historia sobre el momento en el que nació una de las especies más recientes del planeta: el mestizo americano.

El largometraje de un poco más de noventa minutos es una adaptación de la novela del también argentino Antonio Di Benedetto, un libro que J.M. Coetzee describe como “el sueño de recuperar el Edén”. Sin embargo, la película no conserva el tono y la mirada del escritor. Los largos monólogos interiores del protagonista del libro son remplazados en la película por lo que observa Don Diego de Zama, interpretado por Daniel Giménez. Según Martel, la película es fiel a lo que la novela despertó en ella como lectora.

Zama es la historia de un funcionario de la Corona,  nacido en América, que desde hace poco más de un año vive en un punto de la región del Gran Chaco, un territorio que se extiende sobre la intersección entre Argentina, Paraguay, Bolivia y Brasil. Desde el primer plano del hombre, que permanece estático, escuchamos y vemos los movimientos de los animales y las personas que orbitan alrededor de su vida.

La película es un desvarío selvático, un invento de la imaginación de Zama, que pasará años buscando el favor del gobernador para ser trasladado de esa región que nunca se nombra. El hombre de mediana edad sueña siempre con el viejo mundo al que quiere pertenecer, esperando a ser rescatado por ese padre simbólico: la gran patria ibérica. Don Diego se ancla en el recuerdo de su esposa e hijos en otro lugar del continente americano y les escribe cartas; en cambio, vive en conflicto con la existencia cercana de su pequeño hijo natural, fruto de una relación reciente con una mujer indígena; y se pierde en el erotismo de las varias mujeres que lo rodean en esa realidad bucólica.

La película es también el primer trabajo de Martel en nueve años. Una producción que experimenta con el lenguaje y la diversidad propia de una región que se caracteriza por su multiplicidad ét...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Teresita Goyeneche

Fue finalista del concurso Excelencia Periodística de la Sociedad Interamericana de Prensa en 2017. Es columnista de La Silla Vacía y ha colaborado con medios como Vice y con la cadena Univisión.

Febrero de 2018
Edición No.193

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Dos platos en prosa


Por Andoni Aduriz


Publicado en la edición

No. 206



Poemas en prosa [...]

Esa música del diablo


Por Lina Alonso


Publicado en la edición

No. 205



Dele vuelta a su crucifijo más cercano y prepárase para asistir a ese cruce de caminos entre el Mississippi y el Magdalena, donde se encuentran el blues y el vallenato. [...]

La punta del iceberg


Por Alonso Sánchez Baute


Publicado en la edición

No. 205



El editor invitado presenta esta edición. [...]

Fiesta - El gran evento de la Tribu Malpensante


Por


Publicado en la edición

No. 211



. [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores