Google+
El Malpensante

Reseñas

Carlos Marx y Federico Engels, dos jóvenes del siglo XIX cuyas propias arrugas apenas empiezan a tener sus caras

A propósito del estreno en Colombia de El joven Marx (2017), la película dirigida por Raoul Peck, les compartimos un breve análisis sobre lo que significa volver a los primeros años de vida y obra de los tan famosos como estigmatizados Marx y Engels.

Los estereotipos en la sociedad moderna han llegado a tal punto que se necesitaron 170 años desde la producción de la obra más leída de los autores que comentamos, el Manifiesto Comunista –por cierto, la última de ese período de su producción intelectual–, para que el gran público empezara a darse cuenta de que dichos personajes fueron jóvenes alguna vez. Ya en la década de 1960, en medio de la rebelión estudiantil, ese asombro dio lugar a toda una literatura sobre “el joven Marx”, desentrañando el sentido de unas obras de crítica cultural, filosófica y política que no leyeron las generaciones que lucharon en su nombre en las revoluciones alemana, rusa y de Europa Central de comienzos del siglo XX. Esto se debe a que dichos manuscritos permanecieron inéditos en los archivos de La Haya hasta 1932, y alguno de ellos, el ahora llamado Cuaderno Spinoza, ¡solo fue publicado en 1976! (Hay traducción al español, editorial Montesinos).

Dicho estereotipo llevó a que todo el mundo hablara bien o mal de unos personajes cuya historia personal e intelectual es aún poco conocida, a lo cual, sin duda, contribuyó la simplificación interesada que hicieron los seguidores de su legado, empezando por los íconos de sus rostros hieráticos y pomposos de abundantes barba y cabellera, y de pesadas levitas, cuyo original, en el caso de Marx, fue subastado junto con una carta suya en China en el año 2014 por medio millón de dólares.

Lo cierto es que ese joven escribió antes de cumplir treinta años más de diez obras (Escorpión y Félix, Comedia, 1837; Diferencia entre la filosofía de la naturaleza de Demócrito y la de Epicuro, tesis doctoral 1841; Crítica de la filosof&i...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Hernán Darío Correa

Sociólogo hernandcorreac@gmail.com

Marzo 2018
Edición No.194

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

Nuestro Archivo

1 de 4

Con la de palo


Por Fernando Sorrentino


Publicado en la edición

No. 204



En la vida como en el fútbol, las peores patadas son las que se devuelven. [...]

Revoluciones del cabello


Por Andrés Neuman


Publicado en la edición

No. 211



Largo, al ras, con bucles hasta la cadera... la forma en que lucimos el cabello, o su ausencia, es casi una declaración de principios. Aquí, un invitado a la Feria Internacional del Libr [...]

París ya no era una fiesta


Por Mauricio Polanco Izquierdo


Publicado en la edición

No. 215



Un escritor colombiano subarrienda su pequeña buhardilla francesa, luego de alquilarse él mismo a una anciana provocadora. Convertido en concubino literario, huye de una relación [...]

Tres intentos por lograr una definición del mal gusto


Por Roberto Palacio


Publicado en la edición

No. 217



¿Es mejor llevar un cocodrilo en la camisa que unos leggings con estampado de leopardo? [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores