Google+
El Malpensante

Portafolio gráfico

Issun Bôshi

Detrás de cámaras de un libro ilustrado por Icinori

Desde hace ocho años, una pareja de artistas conspira a cuatro manos en destacados proyectos editoriales y de ilustración. Su primer libro infantil es el pretexto para adentrarnos en el backstage de su obra.

“Icinori” no significa nada en ningún idioma, solo es una palabra imaginaria, sonora e inquietante. Al menos eso piensan Mayumi Otero y Raphael Urwiller, quienes adoptaron ese nombre para su dúo de ilustración y edición de libros.

“Mi padre es un artista español que vive en Francia, una especie de falso Picasso. Gracias a él, para mí el dibujo siempre ha sido algo natural, otra forma de escritura”, afirma Mayumi. Ella –hija de un español y una japonesa– y Raphael se conocieron en la Escuela de Artes de Salzburgo, hace casi once años. Antes de conver­tirse en pareja fueron compañeros de estudio, y estaban decepcionados ante la poca exigencia de una escuela pres­tigiosa. “Teníamos amigos que hacían literalmente nada, y nosotros queríamos lograr algo diferente, como la obra de Dernier Cri; entonces sentimos que la mejor manera de conocer la vida fuera de la universidad era haciendo libros a mano”. Usaron las máquinas y el papel de la universidad para hacer su primer proyecto: Porno Planet. “Dibujábamos en la noche, estudiábamos en el día y no dormíamos nun­ca. Decidimos mostrarlo en festivales y salones de dibujo y, de repente, la gente se empezó a interesar. Creo que no en el dibujo porque era verdaderamente horrible, pero sí en nuestra energía. Eso nos dio confianza para empezar a avanzar juntos y hacer más libros”, dice Raphael.

Porno Planet, el proyecto que dio origen al trabajo a cuatro manos de Icinori, se publicó hace ocho años. Desde entonces han hecho nueve libros, entre los cuales está Count Down (2015), una interpretación arquitectónica de una cuenta regresiva del 5 al 0; y La Loi (2015), un libro des­plegable sobre la leyes (de Murphy, de la jungla, del caos) hecho con un método antiguo de impresión tipográfica y cosido a mano. Su trabajo más conocido es Momotaro, otra historia tradicional japonesa.

En ocasiones, Mayumi inicia proyectos en solitario y Rapahel los edita, otras veces invierten los papeles, o uno se ocupa de la mayor parte de la ilustración y el otro complementa con fondos y detalles. “Trabajamos en casa, ella en un cuarto y yo en otro. A veces gritamos a través de la pared: ‘¡Mayumi, dibújame una rana, por favor!’, y así funciona. Ambos debemos tener fe en el dibujo del otro, solemos pelear mucho si no es así y entonces nos damos cuenta de que algo no va bien”, dice Raphael.

Tal es el caso de <...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Octubre 2016
Edición No.179

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

El arte de ser Ludwig Bemelmans


Por Gabriela Alemán


Publicado en la edición

No. 212



Madeline lleva ocho décadas como la niña de enorme lazo en el pelo y vestido azul. Su creador, sin embargo, no es tan conocido a pesar de que su vida también parece la historia de [...]

Los danzantes de la Tatacoa


Por Marta Orrantia


Publicado en la edición

No. 209



Hay visiones que vuelven a nosotros periódicamente, con la ligereza de espejismos, con la pesadez de apariciones. Un hombre elige convertirse en fotógrafo para demostrarse a sí mi [...]

Diario de una residencia


Por Fernanda Trías


Publicado en la edición

No. 203



¿Cuáles son las penurias y bondades de una residencia artística en la célebre Casa de Velázquez, en Madrid? Una escritora uruguaya relata, atenta al Mundial  de [...]

Fiesta - El gran evento de la Tribu Malpensante


Por


Publicado en la edición

No. 211



. [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores