Una edición degenerada

Sobre este número.

POR Karim Ganem Maloof

Esta edición fue tornándose más y más oscura a medida que avanzaba su confección. Seamos sinceros para variar: no hubo una intención inicial de reunir textos que sobresaltaran al lector por estar llenos de personajes sórdidos, escenas melancólicas, aberraciones criminales, filicidios y falsificaciones.

Podríamos culpar a los efluvios de finales de octubre –momento en que estábamos trabajando en pleno– por los estigmas del material que fue llegando a nuestras manos.

Más allá de los temas, las formas de abordarlos fueron también señalando coincidencias: la dificultad de decir  “esto es un cuento” y “esto es una crónica” y “esto es un ensayo” y “esto es un tratado” se hizo patente. No es que en esta revista tengamos una manía clasificatoria; los escritores se suelen ajustar a los géneros para hacer comprensible un mensaje en términos más o menos convencionales. En este caso, sin embargo, abundan los textos degenerados, que con acierto infringen o falsean esas convenciones. Estamos seguros de que el lector disfrutará de esos disfraces.

ACERCA DEL AUTOR


Karim Ganem Maloof

Es el editor en jefe de El Malpensante. Sus textos han aparecido en medios de Colombia, España y Estados Unidos. En 2020 recibió el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar en la categoría de humor por “El cordero crudo de El Vegano Arrepentido”, publicado en esta revista. Tiene una columna mensual en El Espectador, llamada “Calor residual”, dedicada a asuntos del paladar.